Turismo en reanimación

29 marzo, 2021
turismo playa cádiz

El turismo ha vivido el año más fatídico de su historia. De todos es conocido que ha sido el sector más impactado, de los primeros en cerrar su actividad y que será de los últimos en recuperarse plenamente. La repercusión de la pandemia ha sido tal que el peso del turismo en la economía española pasó de estar por encima del 12% del PIB en 2019, a por debajo del 5% en 2020. El año 2021 se presenta algo más esperanzador gracias a las vacunas, pero con una alta incertidumbre por las amenazantes olas del virus si aquellas no se despliegan con rapidez. Mucho se ha escrito al respecto de la posibilidad de que alumbre un nuevo tipo de turismo, más sostenible y concienciado. Sin embargo, algunas investigaciones inciden que lo que primero que se reclama es una especie de reanimación urgente para el sector con más ERTEs y amenazas de cierre.

Los debates se extienden en un gran abanico de puntos que van desde el pasaporte vírico a los tiempos de la recuperación. Ciertamente hay aspectos delicados en el pasaporte vírico por lo discriminatorio y la incertidumbre de su extensión en el tiempo. Sin embargo, muchas voces se levantan a favor del mismo como forma de reactivación temprana de un mínimo de actividad que salve el sector. Lo que me parece seguro es que un aspecto del mismo puede ser considerado positivo y compensatorio: si los primeros que están recibiendo la vacuna son las personas mayores, estos serían los primeros en poder viajar internacionalmente y olvidar los malos tiempos vividos. 

Otro verano de turismo nacional

Nunca se vivió una situación similar. Si al principio de la pandemia se especuló con que los países con menor incidencia se podrían ver beneficiados de cara al turismo internacional, finalmente la extensión de la misma golpeó a todos los destinos prácticamente por igual. Sin embargo, la actual salida de la crisis sanitaria puede hacer que este verano los turistas internacionales se decidan por visitar latitudes en mejor situación sanitaria y este sería un factor clave para la recuperación. Trabajar en este sentido y repartir las ayudas necesarias de forma urgente debe ser una prioridad, fondos buitre se encuentran al acecho.

Destinos competidores como Italia y Francia parecen volver a mayores restricciones mientras España tendría la posibilidad de diferenciarse si las cifras evolucionaran favorablemente. Entre tanto, las posibles mejoras a la movilidad dentro del país deberían animar al sector. Mucha población se encuentra ávida de desconexión y relax, de viajar por los encantos de nuestra geografía. Tal y como mantuve el verano pasado, se aproxima una ocasión irrenunciable de disfrutar de manera -quién sabe si irrepetible- del turismo en nuestro país. Entre tanto llegan o no las cifras millonarias de turistas internacionales tenemos la posibilidad de disfrutar con menos aglomeraciones de los fantásticos recursos que poseemos. Será el año de la reanimación. 

Autor / Autora
Profesor de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Responsable de asignaturas de Turismo y TIC en el Grado en Turismo, y en el Máster en Turismo Sostenible y TIC.
Comentarios
Deja un comentario