Logística de la vacuna de la COVID-19 en las zonas en vías de desarrollo

3 diciembre, 2020
vacuna covid19

Cada vez más cerca de cumplir un año en España en convivencia, obligada, con la COVID-19, son muchos los reportajes y artículos que se han escrito sobre cómo debería ser la distribución mundial de la futura vacuna que consiga devolver a nuestra sociedad un ápice de esperanza. Si bien es cierto que las últimas noticias de los principales fabricantes de estas vacunas han avivado el debate sobre las casuísticas de su logística, lo hacen, en la mayoría de ocasiones, contemplando únicamente su distribución en los países desarrollados del mundo. Pero, ¿cómo llegará esa vacuna a las zonas más desfavorecidas de nuestro planeta que se encuentran en vías de desarrollo? Una pregunta fácil de formular, pero cuya respuesta no es en absoluto trivial.

Y es que existen muchos ejemplos de enfermedades erradicadas con vacunas existentes que, sin embargo, siguen provocando la muerte cada año a miles de personas. Este es el caso del sarampión que, con la vacuna desarrollada en los años 60 y con su generalización en los años 80, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2019 se cobró la vida de aproximadamente 207.500 personas. Ahí reside la importancia de conseguir una distribución de la futura vacuna de la COVID-19 efectiva para todos los países del mundo, incluidos aquellos que muy probablemente no podrán hacer frente a los gastos que conlleve el despliegue logístico de una operación de esta envergadura. 

Si analizamos las dificultades de la distribución logística de la vacuna en estos países en vías de desarrollo, podemos destacar tres bloques principales:

Condiciones ambientales de la vacuna

Este es uno de los principales hándicaps para la distribución de la vacuna en países poco desarrollados. Si contemplamos las informaciones actuales de la vacuna de Pfizer, en la que debe asegurarse una temperatura de 80 grados bajo cero para asegurar la calidad de su vacuna, multiplica hasta en cinco veces el coste de transporte en comparación con los congeladores convencionales. Con el añadido de que este tipo de congelador solo se fabrica bajo pedido y tal como recogía recientemente NiusDiario[1] existe un riesgo elevado de que las empresas proveedoras de este tipo de tecnología agoten estocs, provocado en gran parte por la compra masiva de los países con fuerte potencial económico. Si bien es cierto que las vacunas con buen pronóstico como la de Oxford o Moderna, con unas condiciones ambientales menos exigentes podrían ser una solución para estos países en desarrollo, requiere igualmente de una fuerte exigencia a la hora de realizar el transporte asegurando en todo momento la cadena de frío. No obstante, de tener que distribuir la de Pfizer, casos de éxito como el de la República Democrática del Congo que almacenan actualmente la vacuna contra el ébola (requiere también de temperaturas inferiores a los 70 grados bajo cero) suponen un ejemplo de que, con la correcta coordinación entre gobiernos autóctonos e internacionales, su distribución sería posible.

Infraestructuras de transporte

Otra de las problemáticas añadidas a la distribución de la vacuna en estos países tiene mucho que ver con la infraestructura disponible para los diferentes medios de transporte que podría suponer un retraso considerable en los tiempos de abastecimiento. Por ejemplo, en el continente africano, por lo que respecta al transporte aéreo de mercancías, los volúmenes de carga actual lo convierten en prácticamente inexistente, lo que obligaría a crear o aumentar las rutas áreas necesarias para hacer llegar la vacuna con la misma rapidez que, por ejemplo, en países de la Unión Europea. Además, las tasas de los aeropuertos africanos se sitúan en las más elevadas a nivel mundial lo que ha reducido su competitividad y provocado, entre otros aspectos, su bajo número de operaciones.

Por lo que se refiere al tráfico rodado, nos encontramos con carreteras difícilmente asfaltadas y otras que, aunque lo estén, carecen de los mantenimientos necesarios para favorecer su circulación. Todo un reto que dificulta, aún más si cabe, el poder hacer llegar a tiempo las vacunas a los diferentes puntos de uso. Si seguimos con el ejemplo de África, según informes consultados[2], acumula aproximadamente en este año 2020 hasta 7.274,94 metros de carretera por m2, muy lejos, por ejemplo, de las que acumula el continente europeo[3] con aproximadamente 57.634,18 metros de carretera por m2. Una dificultad más añadida para hacer llegar la vacuna a aldeas y poblaciones rurales.

Seguridad

Por último, y no por ello menos importante, deberemos tener en cuenta que la vacuna puede convertirse en algunos países en un claro objetivo, que movilice a mafias o dificulte el tránsito entre diferentes fronteras motivado, en parte, por los niveles de corrupción existentes en sus gobiernos. Esto debería obligar a desplegar toda una red de seguridad a los transportes encargados de distribuir la vacuna para asegurar en todo momento que la mercancía llega a su destino.

Así pues, si la distribución de la futura vacuna se plantea como todo un reto logístico en países desarrollados lo es, aún más, en aquellos que carecen a día de hoy de las infraestructuras necesarias para asegurar un transporte efectivo, rápido y seguro. En mi opinión, solo se conseguirá que la vacuna llegue a todas las partes del mundo si, desde los países autodenominados como “primer mundo”, colaboran y coordinan con el resto los puntos más críticos de su cadena logística.


Referencias

[1] https://www.niusdiario.es/sociedad/pelea-comprar-ultracongeladores-conservar-vacuna-pfizer-coronavirus_18_3047895337.html

[2] Statista. (October 8, 2020). Ranking of the road density in Africa by country 2020 (in m per kmý) [Graph]. In Statista. Retrieved November 26, 2020, from https://www-statista-com.biblioteca-uoc.idm.oclc.org/forecasts/1153732/road-density-in-africa-by-country

[3] Statista. (October 8, 2020). Ranking of the road density in Europe by country 2020 (in m per kmý) [Graph]. In Statista. Retrieved November 26, 2020, from https://www-statista-com.biblioteca-uoc.idm.oclc.org/forecasts/1153712/road-density-in-europe-by-country

Autor / Autora
Doctor cum laude en Administración y dirección de empresas, Máster en Ingeniería de organización industrial e ingeniero técnico en electrónica industrial por la Universidad Politécnica de Cataluña. Actualmente es profesor lector de los Estudios de Economía y Empresa por la Universidad Oberta de Catalunya (UOC). Sus intereses de investigación se centran en el terreno de las operaciones logísticas y productivas de las empresas así como en el ámbito de organización de empresas, específicamente sobre el cambio organizacional.
Comentarios
Deja un comentario