La Sharing Economy, el boom de la especialización y los intercambios

10 mayo, 2021
María Jesús Martínez Argüelles_Sharing Economy

Estrenamos la segunda temporada de la serie audiovisual sobre Sharing Economy, que nos llevará a entender algunos de los conceptos clave de este modelo y cuáles son los retos a los que se enfrenta des del ámbito de la empresa, la economía o el turismo.

En esta nueva entrega de la serie audiovisual sobre Sharing Economy, la Dra. María Jesús Argüelles Martínez, directora de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC, reflexiona sobre cómo la digitalización de la economía y de la sociedad en general, ha incrementado la especialización productiva y el volumen de intercambios mediante plataformas, reduciendo los costes de producción e intercambio.

El incremento de la especialización productiva y de los intercambios

La digitalización de la economía y la emergencia de las plataformas – con nuevos y diversos mecanismos de gobernanza – han permitido avances significativos en los niveles de especialización productiva, y, por tanto, de la división del trabajo, incrementando el volumen de intercambios, muchos de ellos Peer-to-peer.

Como explica la Dra. Martínez Argüelles, la especialización productiva es un concepto determinante: «Desde el punto de vista de la producción, una persona no produce la totalidad de un bien, sino sólo una parte del mismo, luego para completarlo son necesarias transacciones entre diversas personas. Del mismo modo, desde el punto de vista del consumo, si no soy autosuficiente, para dar respuesta a mi diversidad de necesidades, tengo que realizar intercambios».

Así pues, el proceso de digitalización está transformando las economías y las sociedades, exigiendo nuevas reflexiones sobre el impacto de los cambios tecnológicos en los paradigmas existentes. Por otro lado, añade Martínez Argüelles, «la globalización facilita la expansión del comercio y la especialización internacional implica la relocalización de actividades productivas»

¿Qué costes conlleva este nuevo escenario?

Por un lado tenemos el coste de producción o transformación, que son decrecientes con la especialización productiva y, por otro lado, los costes de intercambio o de transacción, que son crecientes, limitando así la propia especialización. 

Como apunta Martínez Argüelles, «la digitalización ha permitido reducir los costes de producción propiamente dichos, y es más que previsible que se reduzcan gracias a la revolución tecnológica derivada de la robótica». Pero sobre todo, ha permitido reducir sustancialmente los costes de intercambios, porque cada vez hay menos intermediarios. «Es muchísimo más “barato” y rápido encontrar posibles proveedores de un bien, comparar sus ofertas, tener opiniones diversas sobre la fiabilidad de estos posibles proveedores, alcanzar un acuerdo, conseguir que este se haga efectivo. Un ejemplo claro es cuando queremos reservar un vuelo o un viaje».

Otro aspecto que destaca la directora de los Estudios de Economía y Empresa es que «las plataformas, como el resto de instituciones organizativas, se mueven en un entorno competitivo y un atributo más que determina su éxito y sostenibilidad en el tiempo es precisamente su capacidad para reducir toda esta diversidad de costes, generando a su vez los mejores incentivos a todos sus participantes».

▶ Cap.9. La Sharing economy, el boom de la especialización y los intercambios, con la directora de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC, María Jesús Martínez Argüelles.

Autor / Autora
Editora de Contenidos
Comentarios
Deja un comentario