Gambito de Dama y cómo hacer las preguntas adecuadas

28 abril, 2021
preguntas

Tenía pendiente escribir este artículo como continuación del que se publicó ya hace unos meses (Gambito de Dama: una reflexión y un reto) y obligatoriamente tengo que empezar donde finalizó el anterior, aun con el riesgo de copiarme a mí mismo. El artículo finalizaba proponiendo este  problema de ajedrez:

gambito de dama y cómo hacer las preguntas adecuadas

El reto era el siguiente: dar el jaque mate al rey negro en sólo una jugada

Además añadía que si alguien estaba tentado de introducir la posición en algún programa de ajedrez o de inteligencia artificial descubriría que no le daría ninguna solución. ¿Y eso cómo puede ser posible? Pues es posible porque, por ahora, los ordenadores no pueden hacer las preguntas adecuadas.

A partir del reto propuesto, vamos a analizar un poco la situación del tablero y las posibles soluciones que se planteaban. A primera vista supongo que a los que conocéis de qué cosas escribo habitualmente os puede sorprender, pero pido al lector un poco de paciencia.

Sigamos con el ejemplo. Una posible solución es tomar el peón de f7 con alguna de las torres dando jaque o intentar dar jaque con alguno de los caballos, por ejemplo. En cualquiera de las jugadas descritas el rey blanco siempre puede escapar, o bien a las casillas g8 o h8, dependiendo de la jugada, o interponiendo/matando la pieza, si por ejemplo se sacrificara un alfil haciendo Alfil por el peón de la casilla c5, el jugador de las piezas negras podría matar el alfil sin problemas.

Como ya sugerí en el artículo anterior, no es posible obtener una solución adecuada. No existe una jugada que permita cumplir con el reto: dar jaque mate con una única jugada. Sin embargo, el propio enunciado del reto sugiere que existe una posible solución. Entonces, ¿cómo es posible resolver este enigma?

Vamos a analizar la situación basándonos en la metodología clásica de la resolución de problemas.

La metodología clásica de resolución de problemas

Ante un problema determinado es muy importante obtener la información de contexto necesaria para su resolución. Si tenemos una situación estática hay que hacer el esfuerzo de comprender cómo hemos llegado hasta ella. Por eso, cuando hacemos el análisis estático no hay solución disponible,  y cuando utilizamos un software de análisis tampoco nos puede proporcionar ninguna.

Alguien que conozca la metodología de resolución de problemas debe plantearse la pregunta o preguntas adecuadas. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí y cuál era la situación previa a la que estamos analizando? En pocas palabras, se trata de establecer cuáles eran los escenarios anteriores para saber qué ha sucedido para llegar a la situación actual.

Aplicado al caso que nos ocupa, es evidente que si hacemos el planteamiento de base de que existe una solución, entonces entre el elevado número de posibles jugadas realizadas por las piezas negras en la jugada anterior a la que analizamos, debemos seleccionar aquella que nos permita solucionar el problema propuesto, hacer jaque mate al rey negro en una única jugada.

De entre todas las posibles solo hay una que cumple ese criterio que es peón de rey de e7 a e5. Es la única jugada que permite una solución, porque entonces las piezas blancas pueden comer el peón de d5 a e6, al paso y haciendo jaque mate con el alfil de b2. (Nota: para los que no conozcan muy bien las reglas del ajedrez, comer al paso es cuando un peón puede comer a otro contrario cuando mueve dos casillas de salida y de forma optativa lo puede comer como si solo hubiera movido una sola casilla. Además sólo existe una oportunidad para hacerlo, que es cuando la pieza oponente realiza la jugada, no puede hacerse en otro momento). Claramente era necesario conocer en profundidad las reglas del ajedrez, por lo que se ha planteado un problema que hubiera sido irresoluble para un neófito.

La importancia de la pregunta apropiada

Pienso que este ejemplo es muy ilustrativo de la necesidad de plantear las preguntas adecuadas con el fin de identificar no sólo el problema sino el origen del mismo. El contestar a la pregunta ¿Qué decisiones previas nos han traído hasta aquí? Nos puede ayudar no sólo a identificar el problema dentro de un contexto, sino a describirlo como el resultado de situaciones o decisiones anteriores. Por eso los algoritmos de inteligencia artificial  no siempre dan con la respuesta adecuada si previamente no se realiza la pregunta correcta. Cualquier experto de inteligencia artificial leyendo este artículo podrá fácilmente incorporar alguna línea de código que permita establecer opciones de flexibilidad para prever este tipo de situaciones.

Me gustaría finalizar este artículo haciendo mención expresa de la importancia que tiene la resolución de problemas como uno de los métodos principales para la toma de decisiones a todos los niveles. En un artículo publicado anteriormente hablaba de la curiosidad como habilidad directiva. La curiosidad y la creatividad nos ayudan a detectar los problemas antes de que sean realmente perjudiciales y anticiparnos a los auténticos problemas antes de que surjan. Decía Albert Einstein: “Si yo tuviera una hora para resolver un problema y mi vida dependiera de la solución, yo gastaría los primeros 55 minutos para determinar la pregunta apropiada, porque una vez supiera la pregunta correcta podría resolver el problema en menos de cinco minutos”.

Tal vez la habilidad más importante, incluso más importante que la resolución de problemas sea prevenirlos.

Autor / Autora
Doctor en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Barcelona. Profesor y Vicedirector de Programas Emergentes de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).
Comentarios
Deja un comentario