Fines de semana de sofá, series, palomitas y mantita

15 noviembre, 2021
crispetes streaming

Si algo tienen en común la crisis financiera del año 2008 y la pandemia del año 2020 es que fueron eventos de impacto global que sucedieron de un día para otro y que pocos podían llegar a imaginar y prever. Aun siendo ciudadanos de una sociedad global, y cada vez más interconectada gracias a las TIC, no podíamos anticipar lo que se nos venía encima. Nuestra vida cambió de forma drástica e instantánea.

Las consecuencias generadas por la pandemia están siendo catastróficas tanto a nivel social como económico, y a fecha 1 de noviembre de 2021, tan solo en Europa, se cuentan más de 74 millones de contagios de COVID y 1.4 millones de fallecimientos (Imagen1). Sin embargo, nuestra sociedad ha realizado una demostración de fortaleza e innovación para hacer frente a esta compleja e incierta situación mediante la maximización del uso de la tecnología digital. La rápida adaptación experimentada en un periodo tan breve de tiempo se puede considerar un ejemplo de cambio evolutivo de la sociedad como respuesta a una amenaza global. En definitiva, “la adaptación es una característica esencial de los seres vivos cuyo estudio contribuye a conocer el medio en el que viven, pero también a explicarlo, pues constituyen una idea clave para la construcción de un modelo tan relevante como el de evolución.” (García Barros et al., 2021)

Imagen 1: Incidencia de coronavirus mapeado en Europa y actualizado a 1 de noviembre de 2021.

Una de las primeras acciones que se efectuaron en marzo del 2020, con el objetivo de preservar la actividad laboral tanto en España como a nivel global, fue la adopción del teletrabajo y el incremento del nivel de digitalización, consistente principalmente en la utilización del comercio electrónico y servicio a domicilio. Como se observa en el indicador de Confianza Empresarial (ICE) publicado por el INE el 21 de enero de 2021 (INE, 2021), la adopción del teletrabajo en las empresas y establecimientos ascendió del 16% de antes de la pandemia hasta el 51.4% durante el estado de alarma y se mantuvo en el 43.4% durante el segundo semestre del 2020. Sin embargo, este proceso de transformación forzoso fue muy dispar en función del sector de actividad (Figura 1) y el tamaño de las empresas y negocios (Figura 2). Siendo el sector de actividad de “Otros servicios” y las empresas y establecimientos con mayor número de empleados los que fueron más capaces de adoptar estas medidas basadas en el uso de las TIC para desarrollar su actividad.  

Figura 1: Porcentaje de establecimientos que utilizan teletrabajo, por sector de actividad.

Gráfico, Gráfico de barras

Descripción generada automáticamente
Fuente: INE

Figura 2: Fórmulas implementadas por los establecimientos para intentar mantener cierto nivel de actividad durante el estado de alarma, por tamaño de establecimiento (en porcentajes). 

Gráfico, Gráfico de barras

Descripción generada automáticamente
Fuente: INE

Sin embargo, esta transformación digital no solo ha afectado nuestra forma de trabajar y relacionarnos, sino también a nuestra forma de consumir y disfrutar nuestro tiempo libre. Incluso en estas circunstancias adversas han existido oportunidades de negocio, ya que durante el segundo cuatrimestre de 2020 el número de transacciones de comercio electrónico ascendió a 244 millones, lo que supone un incremento del 15.6% interanual. Las cinco ramas de actividad que mayor porcentaje de transacciones acumularon fueron moda, grandes almacenes, suscripción a canales de TV, juegos de azar y apuestas y discos, libros, periódicos y papelería con un 7.4%, 6.2%, 5.5%, 5% y 4.7% respectivamente durante dicho periodo de tiempo (Figura 3). La restricción de acceso a bienes y servicios a través de canales presenciales dio lugar al incremento del universo del público objetivo, captando nuevos clientes hasta entonces reacios o menos interesados en los canales digitales, así como a un aumento de la frecuencia de consumo de clientes ya habituados a estos canales. 

Figura 3: Las diez ramas de actividad con mayor porcentaje de transacciones del comercio electrónico en España durante el segundo cuatrimestre de 2020.

El consumo de contenidos digitales ligados al entretenimiento, y en particular la subscripción a plataformas streaming de video, ha representado durante los últimos años un nuevo modelo de negocio digital que ha sido ampliamente adoptado por los consumidores. 

Sin embargo, podríamos afirmar sin miedo a equivocarnos que el año 2020 ha sido “el año” de las plataformas de streaming de video. En particular, Netflix representa un ejemplo paradigmático de empresa que ha aprovechado el confinamiento como oportunidad de negocio. La marca captó globalmente 15.77 millones de subscripciones durante los tres primeros meses de 2020 y, posteriormente, 10.09 millones entre los meses de abril y julio del mismo año (Forbes, 2020). 

No obstante, este ritmo de crecimiento se ha visto ralentizado notablemente desde el último trimestre de 2020 y se ha acentuado aún más durante 2021. Esto es debido no solo a la flexibilización de las medidas anti-COVID implementadas en numerosos países como España, sino también a la intensa actividad competitiva a la que Netflix tiene que hacer frente. Hace poco más de dos años, nuevos actores como Disney +, Apple TV +, HBO Max, etc., irrumpieron en el mercado de las plataformas streaming alentados por el éxito que Netflix estaba logrando (Forbes, 2021).

Si centramos la mirada en España, Netflix es el líder indiscutible desde que apareció en nuestro país hace cinco años. Además, no solo ha contribuido a la producción propia y difusión de series y películas en habla inglesa, sino también ha abierto sus puertas a la difusión global de productos en otros idiomas que de otra forma nunca habrían tenido tantísimo éxito fuera de sus propios países. Se estima que para el año 2028 la inversión de la marca en la creación de nuevo contenido será aproximadamente de 26.000 millones de dólares anuales (Fortune, 2020).

España ha sido uno de los países beneficiados, con el blockbuster “La casa de papel”, que “rescatada” por Netflix, se estima que su cuarta temporada ha sido visualizada por más de 65 millones de personas (La Vanguardia, 2021).

Según la consultora Digital TV Research, Netflix acumuló en 2020 el 42.8% de la cuota de mercado (4.1 millones de subscriptores), de un total de 9.7 millones de clientes consumidores de este tipo de contenidos en streaming en nuestro país. Seguido muy de lejos por sus competidores directos Disney + y Amazon Prime con un 12.8% respectivamente (Expansión, 2020). Corroborando además, que incluso en esta nueva normalidad, el consumo de contenidos en este formato ha llegado para quedarse, acelerando su proceso de incorporación y normalización como parte de las actividades de ocio regular de los españoles. La consultora estima un crecimiento del 75.1% en el número total de subscriptores alcanzando los 17 millones de usuarios en España, de los que prevé que Netflix acumulará el 36.4% (6.2 millones de subscriptores) (Expansión, 2020). 

Este es un clarísimo ejemplo de cómo una variable exógena, la pandemia global de la COVID-19, ha sido capaz de impulsar sobre manera el proceso de transformación del comportamiento del consumidor en un modelo de negocio digital, ya de por sí prometedor.

Fuentes de información:

BBC News Mundo. El mapa que muestra dónde han fallecido las víctimas de covid-19. BBC News Mundo (2 de marzo de 2020) [Consulta: 6 de noviembre 2021]. Disponible en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-51705060

CNMC. Nota de prensa de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.  CNMC (8 de enero 2021) [Consulta: 6 de noviembre 2021]. Disponible en: https://www.cnmc.es/prensa/ecommerce-2T-20210108

FITZGERALD, Toni. Netflix Subscribers Are Still Growing Slightly, But For How Long?. FORBES (21 de julio 2021) [Consulta: 6 de noviembre 2021]. Disponible en: https://www.forbes.com/sites/tonifitzgerald/2021/07/21/netflix-subscribers-are-still-growing-slightly-but-for-how-long/?sh=1a4b843e4ce7

GARCÍA BARROS, Susana, et al. La adaptación de los animales al medio. Qué aspectos consideran los estudiantes de Primaria y Secundaria. Revista Eureka sobre Enseñanza y Divulgación de las Ciencias. [en línea] [Consulta: 6 de noviembre 2021]. Disponible en: https://rodin.uca.es/xmlui/handle/10498/25596

GIMFERRER, Pere Solá. Netflix revela nuevos datos de consumo y corona ‘Los Bridgerton’ y ‘La casa de papel’. LA VANGUARDIA (28 de septiembre 2021) [Consulta: 6 de noviembre 2021]. Disponible en: https://www.lavanguardia.com/series/20210928/7751669/netflix-audiencias-los-bridgerton-la-casa-de-papel.html

INE. Indicador de Confianza Empresarial (ICE). Módulo de Opinión sobre el Impacto de la COVID-19. INE (21 de enero de 2021) [Consulta: 6 de noviembre 2021]. Disponible en: https://www.ine.es/daco/daco42/ice/ice_mod_covid_0121.pdf

MORRIS, Chris. Netflix will spend over $17 billion on content in 2020: Analyst. FORTUNE (6 de enero 2020) [Consulta: 6 de noviembre 2021]. Disponible en: https://fortune.com/2020/01/16/netflix-spending-content-2020-17-billion/

PRIETO, M. Netflix, inalcanzable también en España. EXPANSIÓN (30 de octubre 2020) [Consulta: 6 de noviembre 2021]. Disponible en: https://www.expansion.com/economia-digital/companias/2020/10/30/5f96c807e5fdea28548b4594.html

WALSH, Joe. Netflix Subscriber Growth Slows After Surging During Pandemic. FORBES (20 de octubre 2020) [Consulta: 6 de noviembre 2021]. Disponible en: https://www.forbes.com/sites/joewalsh/2020/10/20/netflix-subscriber-growth-slows-after-surging-during-pandemic/?sh=fce791d244e5

Autor / Autora
Profesora colaboradora la asignatura de Comportamiento del consumidor en el Grado en Marketing e Investigación de Mercados  y de las asignaturas Fidelización de clientes y CRM y Trabajo de fin de master (TFM) en el Máster Universitario en Marketing Digital de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC)
Comentarios
Deja un comentario