Realidad virtual aplicada al turismo. Reviviendo el patrimonio arqueológico de Altamira y Ullastret

TURISMO – Artículo publicado a 6 de Marzo de 2017.


Continuamos la serie de artículos provenientes de trabajos realizados en las diferentes asignaturas del Máster en Turismo Sostenible y TIC de la UOC. En este caso presentamos un trabajo de Rosario García González que hemos preparado como pequeño artículo para el blog de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC. En el mismo comentamos algunas experiencias interesantes de Realidad Virtual aplicadas al turismo y al patrimonio arqueológico. Espero les resulte interesante.


El turismo es uno de los sectores más beneficiados por las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones. Desde su nacimiento son muchos los sistemas de información desarrollados que han facilitado los flujos de información relativos a los viajes y las estancias de los turistas en todo el mundo; reduciendo el tiempo de gestión y mejorando los servicios en general.

La incorporación de la realidad virtual al sector ha provocado cambios muy llamativos en los últimos años, cambios que llevan a plantearnos si verdaderamente es necesario viajar para hacer turismo, o si esta nueva modalidad de experimentar un atractivo podría ser considerada como actividad turística.

De una u otra forma, existen diversos modos de aplicar la realidad virtual. Hay muchas empresas turísticas que han invertido en esta tecnología con objeto de ofrecer a sus potenciales clientes vivir la experiencia que quieren contratar con antelación. Es una manera de anticiparse a sus propias vacaciones. En este sentido multitud de destinos y empresas ofrecen la posibilidad de ser conocidos sin necesidad de moverse de casa. Se considera como un paso previo a la planificación del viaje. Ejemplos de ello los facilitan empresas como www.youvisit.com donde podemos experimentar desde el corazón de Vietnam, o un crucero de la empresa Carnival; entre multitud de actividades. Ambos casos, pudieran ser considerados como una herramienta motivacional y de estímulo para futuros turistas.

Una vez en destino, se encuentran más aplicaciones vinculadas al turismo virtual. Son destacables aquellos productos que te transportan al pasado. Es el caso de Past View y como ejemplo citaremos el de Sevilla. A través de Past View Sevilla podemos observar los diferentes espacios de la ciudad, tal y como eran en determinadas épocas de la historia (Imperio Romano, Periodo Musulmán, Siglo de Oro.. ). Para ello solo se necesitan unas smart glasses.

Otros usos a tener en cuenta, son aquellos que dan opción de visitar museos o cualquier recurso turístico de cierta relevancia como pueden ser unas cuevas con pinturas rupestres o unos yacimientos arqueológicos. Es aquí donde podemos detenernos para comentar las experiencias de las Cuevas de Altamira y el Yacimiento Ibérico de Puig de Sant Andreu de Ullastret .

Las Cuevas de Altamira, son las más importantes de la Península Ibérica, están consideradas como la “Capilla Sixtina del Arte Rupestre”, y fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1985. Desde 2012 el acceso a las Cuevas de Altamira está limitado a cinco personas a la semana, lo que supone unas 250 personas al año. Esta medida fue aprobada por el Patronato de Altamira en el marco del Programa de Investigación para la Conservación Preventiva y Régimen de Acceso a la Cueva, cuyo objeto es determinar el impacto que las visitas tienen sobre la conservación de las pinturas. Las personas que en la actualidad gozan de la posibilidad de acceder al espacio físico, hacen un recorrido de 37 minutos de duración siguiendo un estricto protocolo de indumentaria e iluminación. Pero en la actualidad existe otra manera de descubrir el interior de este patrimonio único.

En abril de 2016, con motivo del estreno de la película “Altamira” sobre Sanz de Sautuola y el hallazgo de las pinturas rupestres, surge la oportunidad de visitar la famosa cueva de forma virtual. El equipo de producción de la película, como una forma más de promoción de la misma, propuso una app para el visor inalámbrico Samsung Gear VR. Esta app te sumerge en las profundidades de la cueva provocando la misma sensación de estar en el espacio real. Virtualware es la empresa encargada de desarrollar la app partiendo de los datos del escaneado 3D llevado a cabo por Gim Geomatics, compañía dedicada a la Gestión de Información del Patrimonio Civil, Industrial, Histórico y del Medio Ambiente. Con estos datos topográficos tanto del exterior de la cueva como de su estructura geológica, se generó un modelo en tres dimensiones que representa a escala real y alta resolución cada uno de los detalles de las pinturas. Y así nació “Altamira VR Experience”, la cual está disponible en varios lugares y museos distribuidos por todo el territorio peninsular, como el Museo de Ciencias Naturales de Madrid, el Museo de la Evolución Humana de Burgos o el Planetario de Pamplona, entre otros.

En un principio, la disponibilidad en estos lugares era consecuencia de la campaña promocional de la película. Hoy en día, se trata de una alternativa más que permite conocer al visitante de estos lugares un patrimonio de muy difícil acceso, y que es el complemento perfecto a la réplica de la cueva denominada “la Neocueva”, existente en el espacio expositivo del museo de Altamira. Esta combinación de tecnologías está permitiendo a los turistas trasladarse a lugares que de otra forma sería muy complicado, ya que existen restricciones y medidas relacionadas con la capacidad de carga. Todo ello con el fin de preservar el frágil equilibrio de espacios tan vulnerables a las visitas masivas, como es el caso de las Cuevas de Altamira que ya permanecieron cerradas al público durante doce años y que actualmente cuenta con acceso mínimo de personas mencionado anteriormente.

Otro ejemplo de reciente incorporación de este tipo de tecnologías simulando a la experiencia de Altamira es el caso de Ullastret. El yacimiento ibérico Puig de Sant Andreu de Ullastret, en el Bajo Ampurdán, es uno de los yacimientos más importantes del Mediterráneo Occidental y el más grande de Cataluña. Hace unos meses se presentó un vídeo mostrando como era el lugar antaño. Fue el antecedente a la inauguración el pasado verano, de la recreación virtual inmersiva de las 16 hectáreas que componen el recinto. En el Museo Arqueológico de Ullastret se puede disfrutar de un audiovisual de 6 minutos en una caja mágica, cuyas paredes se han convertido en 13 metros cuadrados de pantalla. Lo más novedoso, es que se ha utilizado tecnología de videojuegos (Unreal Engine 4) que proporciona un extraordinario realismo. Esta experiencia se 3 puede compartir junto a un grupo muy reducido de personas. La caja mágica tiene capacidad para un máximo de 6 personas. Para hacer el recorrido individual, se plantea realizar la visita con unas gafas de realidad virtual que nos transporte a la época de máximo esplendor de la antigua ciudad, capital de la tribu de los indigentes hacia el año 250 a.C. Esta posibilidad ya es viable en el Museo Arqueológico de Barcelona.

Ulastret, Sala inmersiva https://www.youtube.com/watch?v=D5ynXpIurPE

Como conclusión, es interesante añadir que el número de espacios que usan la realidad virtual se está viendo incrementado notablemente, erigiéndose en uno de los instrumentos de mayor proyección para la puesta en valor y protección del patrimonio. En este sentido, muchos destinos turísticos están aprovechando la simbiosis entre tecnología y patrimonio para mejorar la gestión de sus recursos, convirtiéndose en lugares mejor preservados, alcanzando así los aspecto dictados por la Organización Mundial del Turismo para obtener la ansiada sostenibilidad.


María del Rosario García GonzálezMARÍA DEL ROSARIO GARCÍA GONZÁLEZ

Estudiante del Máster en Turismo Sostenible y TIC de la UOC. Técnica en Empresas y Actividades Turísticas por la Escuela de Turismo de Córdoba; Graduada en Turismo por la Universidad de Murcia.


Pablo Díaz Luque

PABLO DÍAZ LUQUE – @pdiazluque

Profesor de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Responsable de asignaturas de Turismo y TIC en el Grado de Turismo, y en Máster de Turismo Sostenible y TIC.

Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Málaga. Tesis Doctoral: “Metodología para la presencia de las zonas turísticas españolas en Internet. Las organizaciones de destinos turísticos”. Tesis con Beca “Turismo de España” del Ministerio de Economía. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Málaga con especialidades en Economía Pública y Economía Regional y Urbana.


About Economía y Empresa

Estudis d’Economia i Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) /

Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC)

Bookmark the permalink.

6 Comments

  1. Hola,

    enhorabuena por el artículo. Destacar que las pre-visitas juegan un papel muy importante en la decisión sobre qué destino elegir para un viaje. Como muestra, ésta experiencia de Virgin en 50 de sus puntos de venta:

    http://www.creamglobal.com/case-studies/latest/17798/36263/virgin-holiday-virtual-holidays

    que consiguió un ROI del 81% con una experiencia muy sencilla de video 360º y cardboard en sus puntos de venta mientras los potenciales clientes esperaban su turno para incrementar la eficiencia del proceso de venta. El resultado fué un incremento de ventas de un 84% y un retorno de la inversión de 46 a 1.

    Otro enlace relacionado de cómo Virgin está usando la RV:
    https://www.virgin.com/entrepreneur/how-virgin-holidays-boosting-sales-virtual-reality

    Saludos,
    Luis

  2. Pingback: Innovación en turismo (I): Flexibilidad y micro-estancias por ByHours – Economia i Empresa – Universitat Oberta de Catalunya (UOC)

  3. Hola!
    felicidades por el articulo. Muy interesante.
    Yo estoy escribiendo sobre el uso de RV y RA en museos y el ejemplo de Altamira me atrae muchisimo. Me encantaria poder entrevistar a alguien que haya podido disfrutar de ver Altamira a traves de RV, conoceis a alguien?
    Muchas gracias

  4. El artículo es increible.
    Mira que revivir el patrimonio arqueologico de altamira… suena realmente muy bien.
    ahora, lo de la realidad virtual es único, lo he visto en pocos lugares y es algo extraordinario.

    Te mando un saludo cordial!

  5. Muchas gracias Luis, Teresa y Gesintur por vuestro comentarios.
    Unos datos muy interesantes los que comentas Luis.
    Ahora mismo no conozco a nadie que haya disfrutado de esa experiencia Teresa.
    Me alegra tu entusiasmo Gesintur.
    🙂

  6. María del Rosario García González

    Muchas gracias por los comentarios realizados por el artículo. La verdad es que he tenido oportunidad de conocer en estos últimos meses otros espacios que utilizan esta tecnología, la cual ayuda a acercanos a tiempos remotos. Un ejemplo muy interesante es el yacimiento arquológico de “Los Millares” en la provincia de Almería. Os animo a visitarlo.
    Por otro lado, no conozco a nadie que haya vivido la experiencia de Altamira. Siento no poder ayudarle Teresa.

    Saludos a todos

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *