Smartphones: cuando el precio pasa a un segundo o tercer plano

MARKETING – Artículo publicado a 7 de Noviembre de 2017.


El precio, una de las más importantes variables del marketing y aquella que proporciona ingresos a las empresas para seguir en el mercado. El precio, una variable cuantitativa que impacta en todos los bolsillos, pero no de igual forma. Su cálculo, el precio de venta al público es el que determinará si un producto se vende más o menos, si es otro producto más de los que podemos encontrar o proporcionará esa imagen de calidad, lujo y exclusividad que buscamos. Pero, ¿siempre está el precio en el primer lugar a la hora de adquirir un producto? Definitivamente no, y los smartphones de última generación nos lo demuestran de forma impactante.


Siempre se ha asociado precio alto con exclusividad, lujo, diferenciación; productos de alto precio determinan una clase social, donde el producto aumentado es el máximo estadio alcanzable: pertenecer a un grupo exclusivo al que pocos llegan.

Hasta hace bien poco este binomio de precio y producto exclusivo era prácticamente indestructible, inamovible… hasta que aparecieron los smartphones y, más concretamente el iPhone hace ya unos diez años. Nos demostró que el precio puede estar en un segundo plano, primero se busca la imagen, el poder llevar un equipo “diferente” y más “fashion” que el resto de los mortales.

Apple ha hecho de la imagen, de la exclusividad (¿exclusividad vendiendo millones y millones de equipos en todo el mundo?) las banderas de sus productos: el precio ya no es lo primero que se mira, lo importante es estar dentro del grupo que lleva un iPhone, ser un elegido por tener el terminal que todos desean.

Desde el primer lanzamiento del iPhone hemos podido encontrar más y mejores productos en el mercado de los smartphones, con cambios radicales en las pantallas, cámaras con más píxeles que ningún otro terminal, pantallas cada vez más grandes,… así como sus precios: pocas marcas han logrado incrementar el precio a través de ofrecer esa imagen de exclusividad, aunque las prestaciones no sean las últimas o bien no ofrezca un diferencial de características que determinen el precio a pagar.

Pero hasta la fecha parecía que había como un límite no impuesto, el precio no llegaba nunca a la mítica y especial cifra de los mil euros, muchos ceros para un equipo que llevar encima y al que muchos usuarios prefieren no perder antes que, por ejemplo, la cartera.

Otro factor que ayudaba a que el precio siguiera subiendo era la demanda: se demostraba que, en ciertos productos, la demanda era muy inelástica. Por más que los precios subieran las ventas seguían incrementándose: la panacea para cualquier empresa.

Pero llegó el día temido por todos: Samsung rompió hace bien poco la barrera psicológica de los mil euros con su terminal Samsung Galaxy Note 8, un precio prohibitivo pero que demuestra que las barreras están para eso, para romperlas.

Y hace bien poco, la otra empresa líder del mercado y la que marcó esta tendencia, Apple por supuesto, nos presenta el terminal iPhone X por un precio que puede llegar a más de 1.300€… mucho más que un buen PC de última generación. Y lo lograrán sin problema: venderán, y venderán más terminales sin problema. Más colas en las Apple Store de todo el mundo para conseguir el primer terminal, más gente solicitando el Samsung Note 8 para demostrar que se puede pertenecer a un grupo “diferente”, un grupo cada vez más numeroso que antepone la imagen, la exclusividad de la marca al elevado precio a desembolsar. Lo importante es poseerlo lo antes posible, ser el primero. En estos casos el precio deja de ser un factor importante.

Fuente: Xakata.com

El precio, esa variable que determina en un porcentaje alto si el producto es de lujo, exclusivo, o es uno más entre todos. El precio, un dios menor que puede eliminar del mercado a un producto como por arte de magia. Su cálculo es complejo, hay que mirar la competencia, valorar lo que necesita el cliente y ver si el esfuerzo de compra compensa su adquisición, pero no para todos.

Algunos elegidos en el Olimpo de los smartphones pueden decir con la cabeza bien alta que han roto moldes, que pueden presumir de una demanda perfectamente inelástica y que han logrado llevar la variable precio, igual no es la más importante de las 4 P’s pero sí que la que más dolores de cabeza puede traer, a un segundo y hasta tercer plano. ¡Larga vida a los smartphones de altísimo precio!


Fuentes de información:
La era de los móviles de gama súper alta: https://www.xataka.com/moviles/el-iphone-x-inicia-la-era-de-los-moviles-de-gama-super-alta-exclusivos-y-muy-muy-caros
Samsung Galaxy Note 8: http://www.samsung.com/es/
Keynote de Apple 2017: https://www.apple.com/apple-events/september-2017/
Como han subido los precios de los smartphones: https://www.xataka.com/moviles/asi-ha-ido-subiendo-el-precio-de-los-smartphones-hasta-pretender-cobrarnos-mas-de-1-000-euros

Josep Maria Català SantaninésJOSEP MARIA CATALÀ SANTAINÉS

Profesor colaborador de la asignatura Dirección de marketing del Grado en Marketing e Investigación de Mercados de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).


 

About Economía y Empresa

Estudis d’Economia i Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) /

Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC)

Bookmark the permalink.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *