El pago con tarjeta desbanca el pago en efectivo

JUAN CARLOS GÁZQUEZ

/MARKETING – 17 de abril de 2019


dinero

Una de las recientes innovaciones en cuanto a diseño de tienda física ha sido desarrollada por el gigante norteamericano del comercio electrónico, Amazon. El 22 de enero de 2018 abrió sus puertas en Seattle (EE.UU.) la primera tienda Amazon Go, un modelo cuyo elemento central es la eliminación de las cajas de salida, de modo que el pago no se realiza en efectivo, sino con la app de Amazon. El objetivo de la compañía es la apertura de 3.000 tiendas más en Estados Unidos de aquí al año 2021.

Sin embargo, esta expansión se ha encontrado con un importante problema legislativo en el estado de Filadelfia. Esta ciudad ha dictado una ley que prohíbe el funcionamiento de comercios en los que no se pueda pagar con dinero en efectivo, dado que suponen una discriminación social para aquellos consumidores que carecen de cuenta bancaria y que, normalmente, suelen ser los que tienen ingresos más bajos.

Esta normativa no es, sin embargo, nueva, ya que hay otros estados que cuentan con una legislación similar (e.g., Massachusetts). Esta situación nos hace plantearnos cuál va a ser el papel del dinero en efectivo como medio de pago en las compras del consumidor, y hasta qué punto este podría llegar, incluso, a desaparecer si deja de utilizarse.

targeta crédito

Cambio en los hábitos de pago

Un reciente estudio realizado por American Express, señala que, en nuestro país, el pago con tarjeta ha desbancado el uso de efectivo como la primera opción de los españoles para realizar las compras. En este sentido, el 51% de los encuestados indica que utiliza mayoritariamente la tarjeta de crédito, mientras que el 39% de ellos paga en efectivo.

Pero ¿es posible que el efectivo termine desapareciendo o, al menos, que pueda ver peligrada su existencia? El estudio anteriormente mencionado, muestra que un 59% de los españoles cree que el dinero en efectivo terminará desapareciendo en un futuro no muy lejano. De hecho, algunas de las decisiones que se están tomando por parte de los diferentes países y bancos centrales, nos llevan a responder que sí.

A finales de 2016, en la India se retiraron los billetes de 500 y 1.000 rupias – lo que equivale a 7 y 14 euros -, que suponían más del 85% del dinero en circulación. Algo similar ha decidido el Banco Central Europeo, ya que se retirarán de la circulación los billetes de 500 euros de manera progresiva. En este sentido, el pasado 27 de enero, el Banco de España dejó de emitir este tipo de billetes – en aplicación de la decisión adoptada por el Eurosistema en mayo de 2016. No obstante, y aunque ya hayan dejado de emitirse, los billetes de 500 euros seguirán siendo de curso legal y mantendrán su valor indefinidamente.

En los países escandinavos se está planteando seriamente acabar definitivamente con el papel moneda. Una de las razones que explican esta tendencia de muchos gobiernos de eliminación de ciertos billetes en efectivo es, sin lugar a dudas, la capacidad para reducir el fraude y la evasión fiscal.  

Sistemas de pago móvil

A pesar de todo, muchos establecimientos – sobre todo pequeñas cadenas – aún mantienen ciertas restricciones al pago sin efectivo para pequeñas cantidades, justificadas en la existencia de las elevadas comisiones bancarias que el pago electrónico conlleva. Esta restricción se extiende, igualmente, a los consumidores que no se atreven a pagar una barra de pan o un cartón de leche con su tarjeta. 

sistemas de pago móvil

Pero no sólo es el uso de la tarjeta como medio de pago el que está creciendo, también lo está haciendo a un ritmo muy importante el pago con el móvil a través de aplicaciones como Samsung Pay, Apple Pay o Google Pay, y otras desarrolladas por diferentes entidades bancarias. Especialmente en España, las expectativas de crecimiento del pago a través del móvil son muy altas, dado que nuestro país es uno de los que cuenta con una ratio de número de smartphones por habitante más elevado de Europa.

Desde la perspectiva del consumidor, el pago con tarjeta o con medios móviles no solo permite realizar las compras en portales online, sino que, además, genera seguridad en el contexto físico al evitar los robos de dinero en metálico en tiendas o supermercados. Además, para el consumidor es muy cómodo el no tener que preocuparse por la cantidad de dinero que lleva y saber que no tiene límite de gasto – especialmente si es de crédito.

Grafico-1-Volumen-retiradas-por-edades

Esta comodidad ha provocado que los menores de 35 años lleven cada vez menos dinero en efectivo cuando realizan sus compras. De hecho, según los resultados recientes del análisis de BBVA Research, los ‘millenials’ realizan un 44% menos de retiradas de efectivo que la media de la población española (los mayores de 60 años retiran un 33,2% más de dinero en cajeros que dicha media).

Esta tendencia se ha acentuado en las ciudades de mayor tamaño como Madrid y Barcelona, y es de esperar que se incremente aún más en los próximos años.

No obstante, pagar en efectivo reduce el impulso de compra

Por otra parte, está demostrado que cuando el consumidor sólo lleva efectivo para realizar sus compras, el nivel de “impulsividad” de las mismas, es menor; es decir, el hecho de saber que solo se puede gastar la cantidad que se lleva encima, incrementa la racionalidad en las compras del consumidor, reduciendo su nivel de gasto. Esto supone un inconveniente desde la perspectiva del minorista, que puede ver reducido el volumen de compras en sus puntos de venta.

Como conclusión, parece que las nuevas tecnologías, el crecimiento de la compra online y los hábitos de vida actuales, nos llevan a un uso cada vez menor del dinero en efectivo para realizar nuestras compras, y a un incremento en la utilización de las tarjetas de crédito/débito y del pago móvil. Es probable que estos factores provoquen un debate en los próximos años acerca de la necesidad de mantener el dinero en efectivo y la posibilidad de reducir al mínimo su uso. Creemos que esto sucederá, si bien es improbable que el dinero de curso legal desaparezca en su totalidad.       


Fuentes de información:

¿Es mejor pagar en efectivo o con tarjeta?

Las tarjetas sin contacto potencian los pagos electrónicos y comen terreno al efectivo

¿Quién gana con el fin del pago en efectivo?


*Juan Carlos Gázquez es profesor colaborador de la asignatura Dirección de marketing del Grado en Marketing e Investigación de Mercados de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC)

About Economía y Empresa

Estudis d'Economia i Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) / Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC)
Bookmark the permalink.

One Comment

  1. Fantástico artículo, en nuestro caso como inmobiliaria, nos encontramos que el pago en efectivo es cada vez menos frecuente. Saludos!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada