Irse de compras sin moverse del sofá

MARKETING – Post extraído de Kantar TNS – Blog “Comprador y punto de venta”, a 25 de Diciembre de 2016.


Siempre que se acercan estas fechas, aflora nuestro espíritu navideño,  nos relacionamos de forma diferente con familiares y amigos, comemos cómo no lo hacemos a lo largo del año y especialmente…¡compramos!

Según el estudio global  de ‘Tendencias de consumo en Navidad’ elaborado por Kantar TNS para eBay, los españoles prevén gastarse una media de 248€ en regalos durante esta Navidad, casi 13 euros más que el año anterior, superando por primera vez el nivel de gasto alcanzado en 2011.

Si en esencia, el concepto sigue siendo el mismo (la compra de regalos), lo que está cambiando es el proceso de compra; y es que todo y que la mayoría de compras se realizan todavía en puntos de venta físicos, según datos de Kantar TNS, 7 de cada 10 españoles ya compra una parte  de sus regalos de Navidad a través del canal online.

Y es que, si los hábitos de compra están cambiando, los fabricantes también deben cambiar la forma de aproximarse a los compradores, incorporando el comercio online como un canal más en sus estrategias de Trade Marketing… también en Navidad.

 


2050: “e-commerce DID NOT kill the offline business”

 

Ya sé que llevo 3 posts con el tema del e-commerce de FMCG y seguramente algunos de vosotros pensaréis que me estoy volviendo un poco pesada, pero es que el e-commerce está de moda y más se pondrá en los próximos meses.

Según datos de Kantar Worldpanel en España el e-commerce ha crecido un 14% en el último año: un crecimiento de 2 dígitos en los tiempos en los que estamos no deja de ser, al menos, ¡para pararse a pensar! Pensad las oportunidades que presenta este nuevo canal de compra en términos de volumen de negocio con tan sólo mejorar algún punto en penetración o en frecuencia de compra. Cestas sensiblemente más grandes multiplican rápidamente el efecto de los nuevos compradores. ¿Y cómo queda el comercio offline en la foto?… Con crecimientos inferiores al 2%.

3 phases of development - Kantar Worldplanet

Estamos por tanto de acuerdo en que el e-commerce va a jugar un papel cada vez más importante como palanca de crecimiento y de liderazgo en el sector.   En mi último post apuntaba algunas herramientas que las distintas enseñas podían utilizar para conseguir mejorar la experiencia de los compradores, pero…. ¿Y qué hay de los fabricantes?

Si bien es cierto, tal y como comentaba en el post sobre el caso Amazon Fresh, que los Retailers deben cambiar su forma de aproximarse al comprador y adaptarse a su proceso de compra en un entorno online, el papel de los fabricantes no es menos importante y decisivo. Si yo como fabricante, establezco distintas estrategias de Trade Marketing en función del tamaño del supermercado o del perfil de su comprador por ejemplo, ¿por qué no hacer lo mismo cuando diseño mi portfolio y mis palancas de activación en el e-commerce?

Y es que no se trata de canibalizar al canal offline, sino de incrementar el total de ventas. Y para ello la oferta que debe ofrecer este canal debe ser suficientemente innovadora y diferenciada. Estar en las listas predefinidas, está muy bien (según datos de Kantar Worldpanel, el 55% utiliza siempre la misma lista de la compra), pero ahoga las compras impulsivas que no sólo generan tickets de valor superior sino que además favorecen el desarrollo y crecimiento de las categorías y garantiza la supervivencia de las innovaciones.

Y cuando hablamos de oferta diferenciada no únicamente nos estamos refiriendo a ofertas y promociones diferenciadas, o a agilizar las variables tiempo y esfuerzo… sino a innovaciones mucho más disruptivas desde el punto de vista de producto: surtido, formatos o incluso marcas que sólo puedas encontrar en el e-commerce. Una oferta complementaria al canal tradicional que incentive a los compradores a combinar ambos tipos de canales, tal como hace actualmente entre Convenience, Discount, Super o Hiper…

En estos momentos me viene a la cabeza aquella canción de The Buggles, “Video Killed the Radio Star”, seguro que muchos de vosotros la recuerda perfectamente y no quiere que en el futuro se versione tal como “ e-commerce killed the offline business”, ¿verdad?


Cristina Pérez MuñozCRISTINA PÉREZ MUÑOZ

Profesora de Investigación de Mercados en el Grado de Marketing e Investigación de Mercados de la UOC y Directora de Retail & Shopper en Kantar TNS


 

About Economía y Empresa

Estudis d'Economia i Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) / Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC)
Bookmark the permalink.

42 Comments

  1. Buenas,

    Muy buena entrada, me ha parecido muy interesante. Esto mismo que comentas está también sucediendo en el contenido de entretenimiento a la carta, donde Netflix, HBO España y Amazon Prime Video están revolucionando el sector. Eso aumentará la competencia con los canales de televisión tradicionales, y les obligará a mejoras sus servicios y reducir la publicidad. Hoy en día, con el tiempo limitado que dispone la gente, esta busca un mayor control de su entretenimiento: que ver y cuando verlo.

    En cuanto a Amazon Prime Video, tengo una entrada en mi blog de la UOC, que creo que puede ser interesante:

    http://blogs.uoc.edu/tecnoadictos/amazon-prime-video-espana/

    Un saludo y gracias

    • Economía y Empresa

      Buenos días Antonio,

      Nos alegra que te haya resultado interesante la entrada.

      Sin duda, el contenido de entretenimiento a la carta está experimentando el mismo proceso. Las plataformas que comentas parece que marcarán un antes y un después en lo referente a este tipo de servicios y/o contenidos, con lo que casi con toda seguridad repercutirá en los canales tradicionales.

      Gracias por tu aportación, seguiremos atentos a la evolución de Amazon Prime Video en España, donde hasta el momento Netflix -muy por delante- y HBO España son los líderes.

      Saludos cordiales,

  2. Intentar mantener los dos canales online y offline con cifras altas en ventas es sin duda un reto sobre todo para las tiendas físicas, quienes son las que ahora deben innovar en muchos procesos la manera en la que se relaciona con el cliente/usuario y genera conversiones por ejemplo.
    Es una labor compleja pero no imposible de realizar, Las tiendas físicas no verán su fin mientras adapten la tecnología a su proceso de compra y sobre todo fidelización. Se puede constatar en EEUU por ejemplo como muchos centros comerciales cierran pero grandes marcas abren tiendas físicas.
    Lo que deben hacer las pequeñas tiendas entonces es en el embudo de conversión o en la cadena de valor aplicar herramientas TIC que le permitan destacar en el sector.

  3. Las grandes plataformas como Amazon nos ofrecen servicios que el sector offline commerce no puede, como el hecho de comprar sin tener que salir de casa, apertura a todas las horas del día, una gran variedad de productos, comparación rápida de precios, etc. En mi opinión, para que ambos tipos de comercios puedan seguir coexistiendo, el offline commerce, aparte de ofrecer al cliente una selección de productos y servicios diferentes, poco accesibles por otros medios o exclusivos, nuevos formatos o presentaciones originales, debe potenciar y diferenciarse en aquellos servicios que aún apreciamos, como el trato en persona, el trato humano con el cliente o el servicio customizado a medida en función de los requerimientos del cliente. Hay que ser creativos para propiciar una relación con el cliente humana, cálida y agradable. También, las tiendas físicas tienen algo que las tiendas online no son capaces de ofrecer: tocar, oler, probar o sentir. Para que el comercio offline no sea canibalizado, ambos deberán ofrecer servicios distintos, diferenciados, especializados y a la vez atractivos para el público.

  4. Hay que tener en cuenta que los clientes han cambiado y que ya no realizan las compras como antes de manera lineal y mediante un solo canal. Las grandes plataformas digitales están obligadas a entenderse con las tiendas físicas con el fin de ofrecer al cliente cualquier vía para comprar, ellos no se van a conformar solo con una opción y si Amazon u otra tienda online grande piensa que tienen todo el mercado ganado se equivocan. Existen enormes diferencias entre las tiendas online y las físicas y eso quiere decir que se tienen que complementar entre ambas para ofrecer todas las posibilidades a los clientes.

    Deben ofrecer una experiencia conjunta que aúne todos los aspectos positivos de cada uno y se ofrezcan en el momento y lugar perfecto, adecuado a las características de cada cliente. Así por ejemplo, es necesario ofrecerles la comodidad de llevarles el producto a casa pero sabiendo que el cliente puede ir a un espacio físico a probar dicho producto. Por lo tanto deben crear colaboraciones conjuntas mediante servicios integrados y no ofreciendo cada ventaja de manera individualizada. Creo que las grandes plataformas digitales son las que deben dar el primer paso y ofrecer sinergias colaborativos sin pedir tasas excesivamente altas para que ambas empresas crezcan mutuamente.

  5. Al leer el post a una le viene a la cabeza su propia experiencia. Yo hace 6 años que trabajo en el sector del juguete de madera. Concretamente en empresas fabricantes que venden su producto a tiendas físicas y online.
    Hace 4 o 5 años las tiendas online no se tomaban en serio, compraban poco, no querían stock y todo era para ayer. Ahora esto ya ha cambiado mucho. Ahora, los clientes de siempre que eran offline a la vez son online (muchas tiendas de juguetes han dado el salto a Internet con un e-commerce propio), y los que ya eran online se han convertido en buenos y fieles clientes.
    Todo ha dado un giro pero lo que importante es la transformación de la tienda de siempre. Mi experiencia me dice que todo evoluciona, nada se termina.

  6. Crec que necessàriament són dos canals condemnats a l’enfrontament: el que guanyi un, sempre ho farà a costa del que perdi l’altre. Els ritmes als que pot créixer un mercat, sempre seran més lents que les oscil·lacions de quotes del mateix.
    A aquesta tendència, cal afegir el model de negoci de les empreses més representatives del canal on-line. Amazon, Alibaba, Aliexpress, Ebay… han crescut estimulades per: els nous hàbits digitals i sobretot, esperonats per una conjuntura econòmica desfavorable al consum on, les empreses amb marges comercials més baixos són les úniques que han sobreviscut i crescut. Uns marges comercials que les obliga a dependre de volums de ventes molt elevats i per tant, implementen estratègies competitives molt agressives enfocades a augmentar la seva quota de mercat.

  7. Hay que tener en cuenta el cambio que se ha realizado en los modos de compra en que los usuarios adquieren los productos. Mientras que hace unos años era completamente offline con la irrupción de los ecommerce la cosa cambio abriendo una nueva forma de adquisición del producto. Aun así, en el punto en el que nos encontramos este tipo de compra aun esta creciendo debido a la reticencia de comprar de modo online sin poder probar antes el producto. De esta manera, si creo que la tienda on y offline puedan convivir ayudandose mutuamente y esto es debido al modo de compra en que algunas personas prefieren comprobar las caracteristicas online y realizar la compra offline o probar el producto offline y después realizar la compra online.

    En todo caso este modo de compra online con la ventaja de la entrega en casa es muy atractivo y propicia que no se haya de pensar en cargar los productos hasta casa lo que propicia que el carrito pueda verse incrementado. De otra banda es atractivo ver iniciativas como Zara que plantó una tienda física que fomentaba la compra online de sus productos. Aunque pudieras ver el producto y probarlo solo podías realizar la compra mediante la plataforma online. Es una forma en la que la tienda on y off pueden convivir mutuamente.

    Tienda física de compra online de Zara: https://elpais.com/economia/2018/01/25/actualidad/1516886057_673051.html

    • Me parece muy acertado que se promueva a los fabricantes a ofrecer productos diferenciados o distintos a los offline para no canibalizar la oferta física, que por el momento es lo que sucede en la mayoria de productos salvo casos excepcionales.

      Actualmente salvo productos digitales o ediciones especiales, no conozco muchos casos en los cuales el fabricante se haya adaptado a las tendencias de mercado, y tenido en cuenta que el canal online no deba rivalizar con el físico.

      Sin duda es algo que si no se hace especial hincapie, acabara matando el comercio offline.

  8. Estoy muy de acuerdo en que no tiene por qué haber un peligro de canalización por parte de uno de los canales, al menos no si ambos están bien concebidos. Digo “uno de los canales” sin asumir que el canal online deba ser el que canibaliza porque creo que aún le quedan muchas vidas a las tiendas físicas y en ocasiones se tiende a dramatizar sobre su supuesta decadencia. Y esto se debe a que a menudo se pasa por alto un elemento clave: la experiencia de compra. “Ir de compras” es una experiencia, una actividad social y, para muchas personas, una recompensa en si mismo. Y la compra en internet todavía tiene que ver mucho más con “comprar” que con “ir de compras”. Hoy por hoy, las experiencias de compra en internet son mucho menos diferenciales que las existentes en el mundo físico, entre otros motivos por la optimización de un modelo de e-commerce muy semejante. Y son también experiencias menos inmersivas y en las que la marca tiene más limitaciones para expresarse. En este punto sería interesante entender qué experiencias digitales de compra son más motivadoras dependiendo del tipo de producto o del segmento de clientes. Creo que el futuro está en un panorama de ominicanalidad dentro del cual el que el canal online y el offline se especializan en aportar mayor valor a diferentes experiencias de compra y se asisten entre si.

  9. Les plataformes digitals estan guanyant terreny any rere any per les facilitats que ofereixen als usuaris; per tal de mantenir vives les botigues físiques, crec que és necessari que aquestes entenguin i s’adaptin a les noves necessitats i processos de compra dels consumidors. Oferir als clients una experiència que els pugui aportar valor afegit, posant especial atenció en la relació amb el client. Això seria un punt a tenir molt en compte en el comerç offline.
    El tracte humà segueix essent un valor diferencial, però crec que seria necessari introduir innovació tecnològica a les botigues físiques, fent que s’hi uneixin el món online i l’offline per tal d’oferir una millor vivència als clients.

  10. La convivencia entre las grandes plataformas digitales con las tiendas físicas se debe a que, en el caso de Amazon, se complementan como experiencia de compra. Amazon dispone de una gran oferta de productos a través de su plataforma la cual puedes visitar y hacer una transacción a cualquier hora del día y desde cualquier lugar, pero puede que el cliente no desee pagar los gastos de envío y prefiera recoger la mercancía en la tienda física. Estos detalles hacen que puedan convivir ambos entornos ofreciendo beneficios que suman.
    Otro motivo por el cual Amazon abre tiendas físicas se debe a que, en la actualidad, aún hay cierta población que no confía en comprar a través de Internet y prefiere hacerlo en las tiendas físicas.
    Las tiendas físicas son lugares donde los clientes pueden observar y probar los productos, lo que hace que haya una posibilidad de aumentar sus ventas ya que el cliente puede ir a por un producto específico y acabar comprando otro producto que llame su atención.

  11. Considero que l’e-commerce i les botigues físiques són dos canals paral·lels, que no necessàriament s’han d’enfrontar. Dient això em refereixo que la compra a una banda no ha d’eliminar la de l’altra.
    La compra a través d’un canal o d’un altre dependrà del producte que es vol adquirir. Els productes tèxtils encara continuen tenint més força en les botigues físiques, perquè són peces que cal provar-se-les abans de comprar-les. En canvi, la compra de productes electrònics es tramita sobretot a través de les botigues online.

    Per tant, és cert que el e-commerce ofereix moltes facilitats pel comprador que no vol sortir de casa, però encara es valora el tracte humà dels treballadors en les botigues físiques i, en molts casos, el consumidor prefereix veure el producte amb els seus propis ulls abans de comprar-lo. Tot i això, una de les grans avantatges de l’e-commerce és el gran ventall de productes, els quals possiblement el consumidor no trobarà en la seva zona de botigues més pròximes.

  12. Tal y como se describe en el artículo, los hábitos de compra de los consumidores ha cambiado y el comercio online ha ganado muchos adeptos a lo largo de los últimos años debido a las grandes ventajas que presenta no sólo para comerciantes si no para consumidores, ya que por un lado, se consigue un mayor alcance, genera nuevas oportunidades de negocio, una mayor diversificación de producto y reducción de costes. Por el otro, presenta una mayor comodidad a la hora de comprar sin tener que salir de casa, ni hacer colas para probar o pagar el producto, podemos hacerlo durante las 24 horas y los 365 días del año y la entrega es rápida y a domicilio.

    Yo, personalmente, soy de las que se agobian en las tiendas físicas porque siempre hay mucha gente, mucho ruido, hay colas para todo, etc. por lo que intento comprar todo lo que puedo online, sin embargo tengo una especie de amor-odio, ya que millones de veces tengo que volver a la tienda para devolver aquello que he comprado porque no me gusta, no me va bien, no era lo que esperaba, etc. Por ese y otros motivos, considero que es importante que existan tiendas físicas que complementen al comercio online, ya que aportan una serie de factores que las otras nunca podrán generar, como son la socialización y el trato humano que recibes en la tienda, el hecho de poder tocar el producto y comprobar la calidad de aquello que estamos comprando y el poder comprarlo y llevarlo a casa inmediatamente. Como comentaba antes, esto nos evita decepcionarnos por un producto que no era lo que esperábamos. Además, las tiendas físicas suponen una experiencia para el consumidor, ya que juegan con la decoración, la música, el olor y la atención que dan al consumidor, con lo que un e-commerce nunca podrá competir.

  13. ¡¡Hola a todos!!
    Aunque el post sea de 25 de diciembre de 2016, hoy, acabando el año 2018 podemos confirmar que lo que se afirma en este blog ha sido totalmente cierto. Ha habido un cambio impresionante en los hábitos de compra a nivel mundial. Recuerdo como hace unos años, por allá del 2008-2009, comprar por Ebay era una locura, mientras ponías tus datos de tarjeta recuerdo como tenías miedo de que luego no te llegara lo que estabas comprando, apenas habían comentarios de los productos, la carta de productos, aunque era amplia, se repetía continuamente, lo que hacía que aún prefiriera comprar en la tienda de barrio. Para mí, Ebay era una tienda totalmente innovadora, de hecho, Ebay supera cómodamente a Amazon en materia de penetración de usuarios (Casal, 2017). Pero con el paso del tiempo, Amazon empezó a escalar en puestos, es cuando te das cuenta de que tiene una página mucho más seria, un catálogo de productos con más especificaciones, comentarios, puntuaciones, y lo más importante, un servicio de envío que cumple a rajatabla lo que desea el usuario. Sin darte cuenta, comienzas a sustituir las librerías, donde podías pasar horas buscando el libro perfecto, por cuatro páginas vistas en Amazon con la temática “libros de misterio”. Ves mejores precios en ofertas de teclados para el ordenador y sustituyes aquella tienda informática de toda la vida, de hecho, ese día que estás muy ocupado en casa y cansado por el trabajo, decides que es buena idea hacer la compra por Amazon, te lo suben hasta casa y encima tienen unos precios razonables. Sin darte cuenta, decides que es mejor idea buscar por Amazon los regalos de cumpleaños, aniversarios y de navidades, tienen precios baratos y es mucho más sencillo que ir buscando tienda por tienda un regalo que en dos clicks tienes a mano “las navidades con Amazon son peor que la droga” decía mi hermana. Y es una reflexión bastante buena para este post ¿os habéis dado cuenta de que gastáis mucho más desde que compráis online? Esto es algo que cuando ibas a las tiendas físicas no pasaba, al menos a mí. Esto me lleva a plantearme cuan peligroso es y será Amazon para las tiendas físicas.

    Como plantea Antonio en los comentarios, era inimaginable que los videoclubs de toda la vida echaran el cierre, yo siempre había pensado que era algo novedoso a la par que necesario, pero plataformas como HBO, Netflix, Amazon Prime Video, y demás, hundieron a un negocio que se hacía de oro los fines de semana. Esto trasladado al mundo actual, se traduce en que las empresas físicas saben lo que les depara, algunas han abierto ecommerce, otras han cerrado, pero desde mi punto de vista, tarde o temprano tiendas online como Amazon, obligarán a que estas abandonen el mercado. Sin ir más lejos, y teniendo un ejemplo más cercano a mi experiencia laboral, actualmente trabajo en una tienda del grupo Inditex, es obvio que en épocas señaladas como rebajas o navidades, tenemos una facturación mucho mayor, pero este año 2018, hemos experimentado una bajada de ventas físicas que hasta el día de hoy, es la más importante de la era de Inditex. Nuestras propias tiendas online han experimentado una subida que no tiene intención de parar. Y no solo eso, tiendas como Asos, Shein, etc. Están ganando terreno. Esto se traduce en que para los clientes, es mucho más cómodo comprar desde casa y así no tragarse las dichosas colas en épocas festivas. Entonces, mi reflexión se centra en si un titán tan grande como Inditex, está perdiendo fuerza en tiendas físicas y ganando terreno en sus propias ecommerce, ¿Qué les deparará a las tiendas físicas de barrio? Yo creo que aunque se adapten, no podrán competir con los precios que pueden ofrecer los chicos de Amazon, las ventajas de comprar desde el sofá de tu casa y la comodidad de que te llegue sin moverte de casa. Lo único que veo plausible sería que esos comercios o bien se asociaran con Amazon, aunque soy consciente de que esto les haría perder mucho dinero, o echar el cierre, porque está demostrado que o tienes unos precios competitivos y unos envíos prácticamente de 24h los clientes desisten y abandonan el carrito de compra por el rey del comercio online, Amazon.

  14. Isabel Vilaplana Miró

    Personalmente, creo que la clave está, como se comenta en el artículo en tratar de no canibalizar al canal offline con el online sino incrementar entre ambos el total de las ventas. Vivimos en un mundo real, físico, por ello, las tiendas offline siguen ofreciendo beneficios que las tiendas online (al menos por ahora) no pueden ofrecer: la cercanía, el trato personalizado y los consejos de un profesional, los olores, el tacto, poder probar el producto… Bien es verdad que los ecommerce se están poniendo las pilas para superar todos estos hándicaps y vemos como ofrecen imágenes en mejores tamaños y mostrando los detalles, chats de atención en vivo… En mi opinión, la convivencia de grandes plataformas digitales como Amazon con las tiendas físicas es posible en la medida en que estás últimas definan correctamente su nicho de mercado y ofrezcan beneficios, como los comentados, que el canal online no puede ofrecer. No es una utopía en la medida en que día a día, en las calles, vemos, cada vez más, pequeños negocios locales que han encontrado su espacio. Además, también es cada vez más habitual ver como estos negocios hacen uso del mismo Amazon para vender sus productos y llegar a nuevos compradores de forma que tratan a esta plataforma como un canal más y no como un canal competidor. A mi modo de ver, las tiendas físicas pueden convivir perfectamente con estas grandes plataformas y aprovechar sus puntos fuertes para vencer sus puntos débiles, como pueda ser la dificultad de entrar en el mercado online o de gestionar el transporte. Tampoco es extraño ver como hacen uso de canales como el social selling para ampliar sus mercados. Así, aunque estén ubicadas en puntos físicos concretos, el comercio tradicional, a mi modo de ver está dando el paso y empezando a hacer uso de todos los canales y oportunidades que lo digital ofrece.

  15. Para que la convivencia entre las tiendas físicas y las grandes plataformas digitales sea posible, como se comenta en el post, ambas tienen que tener muy claro en qué pueden diferenciarse la una de la otra. Además de tener esto en cuenta, yo incluiría también que cada una tiene que saber muy bien a qué público se dirige.

    Las tiendas online están totalmente destinadas a la población joven, que por lo general dispone de poco tiempo para ir a tiendas físicas y tiene una plena confianza en realizar compras de forma online. Conocen multitud de plataformas y saben qué productos pueden adquirir a través de ellas y en dónde encontrarlos con precios más competitivos. No les importa no tener ese trato directo con el vendedor ya que, si tienen cualquier duda, saben que pueden enviar un correo eléctrico y en cuestión de horas recibirán una respuesta.

    Por su parte, las tiendas físicas están destinadas a personas de 45 años en adelante a quienes les gusta saber qué están comprando, testarlo y, en ocasiones, tenerlo de forma inmediata. Las tiendas físicas saben que su punto fuerte son la instantaneidad en caso de disponer del producto y la posibilidad de probarlo y tocarlo antes de comprarlo.

    Por todo ello, bajo mi punto de vista la convivencia se consigue gracias a la disgregación de los públicos y en saber muy bien a quién tienen que enfocarse cada una de ellas a la hora de lanzar promociones y mensajes de fuerza.

  16. Muy interesante el artículo aunque no creo que lleguemos a ver nunca al comercio tradicional desbancado. Según un estudio de Fintonic (dejo link más abajo) los millenials aun prefieren comprar más en tienda física que en ecommerce y eso es debido a que ir de compras se comienza a considerar un placer y una actividad de ocio más que una obligación.

    Aun así, es evidente que todas las marcas deben de comenzar a adoptar estrategias de Trade también en los etailers, ya que cada vez serán una fuente más importante de ventas. Al igual que las tiendas tradicionales han de comenzar a fusionar tecnología con lo tradicional para crear una experiencia de compra que sea especial, y que te haga querer repetir el volver a poner un pie en esa tienda. Y dentro de esa experiencia, creo que lo más importante seguirá siendo el trato humano hacia el cliente.

    Estudio Fintonic: https://www.elmundo.es/economia/ahorro-y-consumo/2018/07/05/5b1a8692468aeb42088b45c0.html

  17. Las tiendas pequeñas más tradicionales son las que menos invierten en el desarrollo de su propia tienda online pero tienen la posibilidad de transformarse en vendedores a través de grandes plataformas como Amazon.
    Amazon ofrece la posibilidad de integrar a pequeñas tiendas para completar la oferta disponible de su catálogo en línea. Esta plataforma cuenta con productos que considera estratégicos en sus propios almacenes pero también cuenta con otros muchos que no son considerados estratégicos y en este ámbito es donde Amazon apuesta por integrar tiendas locales que no tienen un canal online desarrollado, de este modo se ofrece la oportunidad a las pequeñas tiendas de permitir subir su catálogo de productos en su plataforma y además trabajar para ellos para promocionando sus productos (a cambio de una comisión).
    La principal ventaja para las pequeñas empresas es trabajar junto una plataforma que consigue millones de ventas en productos online en todo el mundo. Además las pequeñas empresas se pueden beneficiar de la administración tecnológica, la Seguridad y el mareketing realizado por Amazon.

    De este modo, las empresas que no pueden invertir en el desarrollo de una plataforma de comercio online propio pueden llegar a millones de potenciales clientes, existen estudios realizados por empresas de investigación que aseguran que son muchos los usuarios que visitan las páginas web de Amazon al mes para encontrar ciertos productos. Empezar a vender a través de esta plataforma resulta muy sencillo y la plataforma pone a disposición de los vendedores su logística y Servicio de atención al cliente. Además ofrece opciones para promocionar los productos en el caso que existan muchos competidores, de ese modo la pequeña empresa puede publicar anuncios en sus Marketplace para destacarlos por encima de la competencia i de este modo crear conciencia de marca.
    Creo que la mejor manera para que puedan convivir las tiendas físicas más tradicionales con las grandes plataformas de comercio electrónico, como Amazon, es aprendiendo a aprovechar las oportunidades que éstas últimas les ofrecen y empezar a hacerse un hueco en el mundo digital, para más adelante crear ellos su propio canal de distribución online.

  18. L’experiència de compra s’ha vist modificada en els darrers anys i segueix en una contínua evolució, en la qual es preveu que segueixi creixent el comerç online. Toi i això, els dos canal no són incompatibles i poden comviure junts. És mes, en alguns casos es poden aprofitar sinèrgies de compatibilitat. Determinats negocis offline poden aprofitar-se de tenir una presencia online a través de la seva pròpia botiga o d’un marketplace.

  19. Me parece muy acertado que se promueva a los fabricantes a ofrecer productos diferenciados o distintos a los offline para no canibalizar la oferta física, que por el momento es lo que sucede en la mayoría de los productos salvo casos excepcionales.

    Actualmente salvo productos digitales o ediciones especiales, no conozco muchos casos en los cuales el fabricante se haya adaptado a las tendencias de mercado, y tenido en cuenta que el canal online no deba rivalizar con el físico.

    Sin duda es algo que, si no se hace especial hincapié, acabara matando el comercio offline.

  20. Inés Herrero Jordán

    Buenos días,

    Me parece muy interesante la reflexión planteada sobre la convivencia de los canales online y offline, también desde el punto de vista de la necesidad de adaptación por parte del fabricante.

    En mi opinión, aunque el canal online crezca a un ritmo de dos dígitos que supera con creces la evolución del canal offline, sería un error dar por muertas a las tiendas físicas porque -como se ha apuntado previamente- ofrecen ventajas valoradas por el consumidor, como poder tocar el producto o probárselo, el trato humano y otras asociadas a la defensa del comercio de proximidad.

    Además, cabe tener en cuenta que el comercio electrónico gana cuota de mercado pero representa ‘solo’ un 2,3% del mercado español de gran consumo, según datos publicados en noviembre por la consultora Kantar Worldpanel, que cifra en un 11,7% el crecimiento del gasto online en productos de Gran Consumo en España en el último año. Adjunto enlace a los resultados del estudio: https://es.kantar.com/empresas/consumo/2018/noviembre-2018-datos-gran-consumo-online/.

    También sería un error pensar que una tienda física puede dar la espalda al canal online por muy bien que le vaya actualmente, al margen de que no sirvan los veredictos genéricos del tipo ‘necesitas una web para vender online’, sino las soluciones a medida de cada operador para incorporar la digitalización en mayor o menor medida según sus características propias y recursos.

    A mi juicio, la clave es buscar la diferenciación, especializarse e intentar aprovechar lo mejor de los dos canales para ofrecer un servicio de calidad al cliente, a través de esa omnicanalidad por la que apuestan abiertamente ya grandes de la distribución tradicional como El Corte Inglés, que adelanta las rebajas en su canal online y ofrece productos exclusivos por esa vía, mientras gigantes online como Amazon u otros nativos digitales abren tiendas físicas para tratar de humanizar la marca.

    Se trata, en definitiva, de acortar distancias entre ambos canales y que un pequeño comercio sea capaz de ofrecer online sus productos o integrar la tecnología en su establecimiento físico -como ese modelo de tienda planteado por Zara, salvando las distancias-, al igual que un comercio electrónico se esfuerza por llegar a la población que todavía es reacia a comprar online en general o determinados productos como la alimentación en particular. Hay sitio para todos, pero solo sobrevivirán los mejores de cada canal.

  21. Carmen Inés Estrella Agüera

    En mi opinión, aún le quedan unos años a la convivencia entre comercio online y offline tal y como lo conocemos, pues toda adaptación lleva su tiempo. Sin embargo, sí pienso que llegará un momento en el que la forma de comprar que conocemos actualmente cambiará. No, porque vayan a desaparecer las tiendas offline como muchos piensan, pues estas satisfacen necesidades de, incluso, los mayores compradores online. Si no, porque ambas formas de compra se presentarán de forma complementaria en un futuro cercano que ya podemos empezar a ver en algunas grandes marcas.

    Esta complementariedad entre ambas formas de compra las comenzamos a ver en las “in-shop experience” donde tecnologías como la realidad virtual estarán muy presentes. De hecho, ya podemos ver en algunas tiendas físicas cómo se han instalado paneles en los que puedes, por ejemplo, probarte una prenda en la que estés interesado sin pasar a un probador. Está claro que esta adaptación dependerá del tipo de producto que se venda, aquellos productos que sean de mayor importancia y suponga una mayor inversión, como un coche, joyas, ropa, etc… podrán apoyarse en la tienda física para ofrecer una experiencia previa al consumidor que le ayude a tomar la decisión de compra que, probablemente, en muchos casos sea por internet. Sin embargo, si hablamos de productos de primera de necesidad, como alimentación, tanto el canal online como el offline podrán ejercer la misma función aportando un valor añadido a la compra del consumidor. Por ejemplo, esto lo podemos ver en la primera tienda física de Amazon Go, un supermercado donde para entrar escaneas tu código QR de cliente, escoges el producto que deseas y te marchas, realizando todo el pago online. En este vídeo de Amazon podéis ver más claro el concepto de tienda: https://www.youtube.com/watch?v=NrmMk1Myrxc

    En definitiva, el posible futuro de la tienda offline estará encaminado a completar la experiencia de compra online, mientras que las tiendas online pasará a ser la forma más cómoda, accesible y rápida de obtener los productos deseados tras haber satisfecho nuestras dudas acerca de los productos en las futuras “in-shop experience”, en las que tendremos asistentes virtuales y las últimas tecnologías que nos ayudarán con nuestras decisiones de compra.

  22. Tras la llegada de los Smartphones, utilizamos cada vez con más frecuencia nuestros móviles para comprar. El alto número de compradores móviles se suma al alto número de usuarios que compran desde sus ordenadores sin tener que moverse de casa, ni cargar con paquetes desde la tienda, y además pueden comparar precios y productos eficazmente; todo resulta más cómodo gracias al Ecommerce, por lo que hoy en día, indistintamente del tamaño de una empresa, es casi obligado que incluya la venta online si no quiere vivir en el pasado.

    Pero los consumidores de hoy en día somos cada vez más exigentes y también tenemos en cuenta los inconvenientes de comprar online en determinadas circunstancias y según qué productos. Podríamos poner muchos ejemplos: cuando uno compra calzado nuevo es importante comprobar que las medidas del zapato se ajustan a la forma del pie, igual que puede ocurrir al comprar ropa, o un perfume, del cuál solo puede saberse el aroma, oliéndolo.

    Estoy muy de acuerdo con la afirmación de Cristina en este post: “no se trata de canibalizar al canal offline, sino de incrementar el total de ventas”. La unión hace la fuerza, y unir los dos canales de ventas debería ser la estrategia de todas y cada una de las empresas con el fin de incrementar las ventas.

    En cuanto a la cuestión de cómo pueden convivir grandes plataformas digitales (como Amazon) con las tiendas físicas, me gustaría añadir que no todos los factores de esta convivencia son negativos. Por ejemplo, muchos de los artículos comprados en Amazon provienen de pequeñas y medianas empresas. En 2017 más de 20.000 PYME en todo el mundo superaron el millón de dólares en ventas en Amazon. Alibaba, por su lado, tiene más de 11 millones de pymes en su plataforma y en 2017 creó 30 millones de empleos. El impacto negativo que la expansión de estas plataformas digitales ha tenido en los pequeños negocios es muchísimo menor de lo que supuso la expansión de los centros comerciales y de los grandes almacenes.

    Os dejo este artículo al respecto: https://www.retailnewstrends.me/amazon-y-alibaba-acabaran-con-todo-el-pequeno-comercio-en-el-mundo/

  23. María Ariana Bathan Noche

    Una e-commerce com Amazon ens permet realitzar comparacions de preus i venedors de manera senzilla, llegir valoracions de productes i accedir a productes que són exclusius de la plataforma i que només es poden aconseguir per Amazon. És cert que les persones utilitzen cada cop més les e-commerce per realitzar les seves compres, però mentres les botigues offline segueixin oferint una bona atenció al client i aplicant estratgies de màrqueting a través de, per exemple, l’estimulació dels cinc sentits, no tenen prerquè quedar-se enrere. Comprar on-line pot tenir molts avantatges però comprar ofline és tota una experiència gràcies al tracte del personal, la iluminaciól la música o l’olor característic que tenen algunes botigues.

  24. Considero que l’error més gran que cometen les empreses avui en dia és confondre les botigues on line com a competència. Les botigues on line ofereixen un gran nombre d’avantatges, com per exemple una major diversitat de productes i la flexibilitat d’horaris, doncs, perquè no aprofitar-ho? Crec que la clau perquè una empresa funcioni és combinar els dos models de negocis: on line i off line, d’aquesta manera s’obriran les barreres de la companyia i podran arribar a un major públic objectiu. Un exemple de què la combinació dels dos models és la millor solució per obtenir bons resultats és Amazon, la companyia més gran de vendes on line, que en una època on sembla que tot apunta cap a l’extinció de les botigues físiques, ha decidit expandir el seu negoci i obrir botigues físiques.
    Tanmateix, entenc que no tots els negocis es poden permetre incorporar els dos models (pressupost, disponibilitat dels treballadors, etc.) en aquest cas, crec que el millor és triar segons la tipologia del negoci.

  25. Es cierto que cada vez todo se va enfocando más al comercio online, aunque pienso que el comercio de tiendas físicas, es totalment necesario y pueden convivir perfectamente juntos.

    Es una realidad, por poner un ejemplo, que artículos de gran valor económico, se prefieren comprar en muchas ocasiones en tienda física que no online, mientras que artículos de menor valor son más frecuentemente comprados de forma online.

    Además, ambas formas de comercio puedes convivir perfectamente. Concretamente, la plataforma Shopify permite integrar la tienda física con el ecommerce, teniendo el stock controlado de forma que, en cuanto se vende un artículo en alguno de los dos canales, el stock auomáticamente se baja del sistema, así también como los precios, etc. Por lo que sin duda los dos tipos de comercio están destinados a crecer juntos y a compenetrarse.

  26. Es cierto que cada vez todo se va enfocando más al comercio online, aunque pienso que el comercio de tiendas físicas, es totalment necesario y pueden convivir perfectamente juntos.

    Es una realidad, por poner un ejemplo, que artículos de gran valor económico, se prefieren comprar en muchas ocasiones en tienda física que no online, mientras que artículos de menor valor son más frecuentemente comprados de forma online.

    Además, ambas formas de comercio puedes convivir perfectamente. Concretamente, la plataforma Shopify permite integrar la tienda física con el ecommerce, teniendo el stock controlado de forma que, en cuanto se vende un artículo en alguno de los dos canales, el stock auomáticamente se baja del sistema, así también como los precios, etc. Por lo que sin duda los dos tipos de comercio están destinados a crecer juntos y a compenetrarse.

  27. J. C. Sánchez Tienda

    Desde mi punto de vista, tanto el canal online como el offline van a convivir juntos. Son dos canales complementarios que se integran en una experiencia de compra multicanal por parte de los consumidores, pues hoy en día, un consumidor puede comprar tanto de manera online como en tienda física. Lo que ha pasado, es que el comercio minorista tradicional no estaba preparado para la irrupción del comercio online, por lo que ha perdido cuota de mercado. Ello, sumado a la crisis económica, ha hecho que muchas minoristas cerrasen. Ahora bien, aquellos minoristas con presencia física que han entendido que no pueden luchar con el canal online, lo están integrando (o lo han integrado) en su estrategia de marketing. Y es que el quid de la cuestión no es si va a predominar un canal haciendo desaparecer al otro, es como integrar los dos canales en una estrategia multicanal. La multicanalidad es el presente y futuro en el comercio minorista, y como recogen Kotler y Armstrong, es una “necesidad”.

    Kotler, P.; Armstrong, G. (2018). Principios de Marketing. Madrid: Pearson (17ª edición). Páginas 381-387.

  28. Buenas noches,

    Me parece muy interesante la reflexión planteada sobre la convivencia de los canales online y offline, también desde el punto de vista de la necesidad de adaptación por parte del fabricante.

    En mi opinión, aunque el canal online crezca a un ritmo de dos dígitos que supera con creces la evolución del canal offline, sería un error dar por muertas a las tiendas físicas porque -como se ha apuntado previamente- ofrecen ventajas valoradas por el consumidor, como poder tocar el producto o probárselo, el trato humano y otras asociadas a la defensa del comercio de proximidad.

    Además, cabe tener en cuenta que el comercio electrónico gana cuota de mercado pero representa ‘solo’ un 2,3% del mercado español de gran consumo, según datos publicados en noviembre por la consultora Kantar Worldpanel, que cifra en un 11,7% el crecimiento del gasto online en productos de Gran Consumo en España en el último año. Adjunto enlace a los resultados del estudio: https://es.kantar.com/empresas/consumo/2018/noviembre-2018-datos-gran-consumo-online/.

    También sería un error pensar que una tienda física puede dar la espalda al canal online por muy bien que le vaya actualmente, al margen de que no sirvan los veredictos genéricos del tipo ‘necesitas una web para vender online’, sino las soluciones a medida de cada operador para incorporar la digitalización en mayor o menor medida según sus características propias y recursos.

    A mi juicio, la clave es buscar la diferenciación, especializarse e intentar aprovechar lo mejor de los dos canales para ofrecer un servicio de calidad al cliente, a través de esa omnicanalidad por la que apuestan abiertamente ya grandes de la distribución tradicional como El Corte Inglés, que adelanta las rebajas en su canal online y ofrece productos exclusivos por esa vía, mientras gigantes online como Amazon u otros nativos digitales abren tiendas físicas para tratar de humanizar la marca.

    Se trata, en definitiva, de acortar distancias entre ambos canales y que un pequeño comercio sea capaz de ofrecer online sus productos o integrar la tecnología en su establecimiento físico -como ese modelo de tienda planteado por Zara, salvando las distancias-, al igual que un comercio electrónico se esfuerza por llegar a la población que todavía es reacia a comprar online en general o determinados productos como la alimentación en particular. Hay sitio para todos, pero solo sobrevivirán los mejores de cada canal.

  29. Elisa Villalva Sansalvador

    De acuerdo con los datos de la CNMC, el primer trimestre del 2018 ha sido el más fuerte de la historia. Con más de 8900 millones de euros generados a raíz del comercio online.
    A pocos día de terminar el año, según estudios comparativos señalan como tendencia clara del presente el uso del smartphone como herramienta que la mayoría de consumidores utilizamos como “consumer”.
    A causa de la revolución digital y su evolución, hemos llegado al punto de hablar del “Smart consumer”, un consumidor inteligente digital, el cual obtiene la información por internet y de cómo utilizarla para tomas las decisiones de compra mejores. España es el primer líder europeo en la utilización de teléfonos móviles, sabiendo que el 97% de los españoles disponemos de él.
    El nuevo reto que tienen no sólo los comercios tradicionales offline sino los comercios digitales online, es adaptarse a este nuevo medio de comunicación y no solamente mejorar la navegación desde este dispositivo sino de mostrar el contenido que deseamos de nuestro negocio, mejorando la experiencia del usuario, llevándolo así a una compra más personalizada.

  30. Avui en dia, en un moment on la gent no té temps i busca la comoditat, és cert que cada cop hi ha més tendència a comprar les coses per internet i més donades les facilitats que ofereixen els detallistes a través d’aquest canal. És a dir, abans preferíem anar a la botiga física per si de cas no ens anava bé el producte o per no pagar costos d’enviament. Ara resulta que pots retornar el producte i sense costos, a més a més ens permeten un enviament ràpid en molts casos i més barat del que el trobaries a la botiga. Per tant els negocis online han apostat molt fort per adaptar-se i apropar-se al client per convence’l i oferir-li comoditats. No obstant, penso que seria adequat buscar un equilibri entre el comerç online i offline. Hem d’intentar trobar moment per un mateix, per gaudir de les compres i sortir de casa. Tot i el model online ser prou pràctic hauríem d’evitar perdre els negocis offline perquè també te avantatges com veure el producte en directe, provar-lo i per tant prendre una decisió segura. Els negocis offline doncs, han d’apostar per la innovació i complementar-se amb el canal online per treure més profit, sigui ajudat-se de promocions o bé a través de la intel·ligència artificial, mostrant la botiga més propera. A la vegada han de canviar també la forma d’aproximar-se als clients per seguir avançant i no quedar-se enrere. Les grans marques el que han fet és buscar la manera d’arribar al consumidor adaptant-se al que ell vol. És així com cada cop volem comprar més online i estalviar temps.

  31. Si que es verdad que ahora no se entienden los criterios de compra si tener en cuenta la compra online. Esta está creciendo a grandes volumenes, pero aún existe el probema de poder comprovar el producto antes de comprar-lo para muchos usuarios. Esta moda es posible que se canvie cuando se incluye la tecnologia de realidad virtual en las e-commerce.
    Aún así, antes tendran que convivir las tiendas físicas y las tiendas online. Como será esta convivència? Ahora ya se está haciendo está convivencia. La tendencia dice que las tiendas fisicas seran los escaparates de las tienda e-commerce. La gente comprará en la tienda física, pero lo hará a través de un ipad que hacederá a la tienda e-commerce de la marca. En la tienda física, solo habrá productos para probarlos y que los usuarios esten seguros de lo que compran.

  32. Considero que l’error més gran que cometen les empreses avui en dia és confondre les botigues on line com a competència. Les botigues on line ofereixen un gran nombre d’avantatges, com per exemple una major diversitat de productes i flexibilitat d’horaris, doncs, perquè no aprofitar-ho? Crec que la clau perquè una empresa funcioni és combinar els dos models de negocis: on line i off line, d’aquesta manera s’obriran les barreres de la companyia i podran arribar a un major públic objectiu. Un exemple de què la combinació dels dos models és la millor solució per obtenir bons resultats és Amazon, la companyia més gran de vendes on line, que en una època on sembla que tot apunta cap a l’extinció de les botigues físiques, ha decidit expandir el seu negoci i obrir botigues físiques.
    Tanmateix, entenc que no tots els negocis es poden permetre incorporar els dos models (pressupost, disponibilitat dels treballadors, etc.) en aquest cas, crec que el millor és triar segons la tipologia del negoci.

  33. Es una realidad que los hábitos de compra están cambiando y que los primeros perjudicados han sido los pequeños comerciantes. Para que las tiendas físicas no se vean canibalizadas por el comercio online, tienen que cambiar su forma de actuar: pasar de simplemente ofrecer productos a ofrecer experiencias: incorporar nuevas tecnologías gracias al uso de las TICs, brindar un trato humano excepcional, apostar por la innovación…, solo así podrán mantenerse competitivas y sacar al consumidor fuera del sofá y atraerlo a su establecimiento.

    Al mismo tiempo, muchos consumidores están modificando de nuevo su forma de consumir, yendo hacia atrás de algún modo, apostando por un consumo más consciente, de proximidad, apoyando al pequeño comerciante. Aunque es cierto que este comportamiento suele estar relacionado con productos de alimentación y no tiene porque extenderse al resto de sectores.

    En definitiva, yo creo que es una combinación de estos dos factores la llave para lograr el equilibrio entre el mundo offline y online, pero lo cierto es que nadie sabe cómo será la evolución y todos lo cambios sociodemográficos que implicará.

  34. Buenas tardes Cristina,

    Siguiendo con el hilo de la entrada, me gustaría sumarme compartiendo mi visión al respecto. Y es que creo que efectivamente podemos afirmar que el incuestionable impacto que ha supuesto el ecommerce en el entramado comercial ha dado paso a un nuevo modelo económico, basado en Internet, en el que las reglas del juego y técnicas comerciales tradicionales ya no surgen efecto en este nuevo entorno. Dicho escenario, nos lleva a una economía colaborativa en la que tanto consumidores como empresarios nos enfrentamos a nuevos desafíos basados en el cambio constante, la participación, en volúmenes y mercados globales y, por tanto, muy amplios como los que nos ofrece Internet. Así, dichas diferencias entre lo tradicional y el nuevo modelo no tienen por que llevar al fracaso, la tienda física y el comercio electrónico no tienen por que ser competidores ya que existen sinergias entre los canales de venta on y off que se complementan y consiguen convivir, es más, creo que son socios necesarios.
    Si bien hay negocios plenamente basados en el entorno online que no compiten en el canal físico, encontramos muchos otros con presencia física que enfrentan bajo mi punto de vista de manera errónea la estrategia en línea al trasladar y poner en práctica en este canal la misma metodología, siendo dispares aspectos clave como la experiencia del usuario. Ello lleva al empresario en muchas ocasiones a volver a centrarse en lo conocido y alejarse del potencial que le ofrece el ecommerce en lugar de aprovechar el nexo entre ambos y del que ya tiene experiencia: la parte emocional, la conexión con el cliente. Precisamente la impersonalidad que otorga el medio online es el reto con el que se enfrentan muchos negocios, entre ellos gigantes del comercio electrónico como Amazon, ya que para poder transmitir los valores de la marca deben conectar con el cliente, saber escuchar, algo que el comercial a pie de calle conoce y domina y que utilizado en el buen sentido sería una fuente inagotable de fidelización en el entorno de Internet.
    Finalmente, en mi opinión, creo que tanto para un canal como en otro es importante que el profesional de marketing converja y maneje aspectos claves a poner en práctica como el conocimiento y análisis de su competencia, también denominado Benchmark , diseñar las tareas básicas de la plataforma , su funcionalidad así como trabajar por organizarse bajo planificación e identificar los puntos críticos del proyecto planteado.

    Un saludo.
    Laura Sánchez Moya

  35. Buen artículo en unas Navidades, éstas, en las que he hecho por primera vez parte de mis compras navideñas online. Sobre el artículo, coincido totalmente en que ambos métodos de compra -online y offline- están condenados a entenderse.

    En referencia a la última frase donde se menciona la canción “Video Killed the Radio Star”, me viene el ejemplo de la radio, sabiendo adaptarse al auge de la televisión, ofreciendo un contenido pensado sobretodo para aquellos momentos en los que no es posible o no es adecuado utilizar el primero, pero sí la radio.

    De igual forma, considero que el canal offline, lejos de desaparecer, tiene que centrarse en potenciar los puntos en que el canal online no llega, para complementarlo, potenciando por ejemplo la proximidad del cliente con el producto y ofreciendo una experiencia de compra que solo este canal puede ofrecer.

  36. Laura Rodriguez Gomez

    Interesante artículo. Yo soy de la opinión de que las tiendas online nunca desbancarán completamente a las físicas. Ambos canales son complementarios, tal y como apuntan algunas de las nuevas tendencias de consumo como el webrooming o el showrooming.
    El webrooming o ROPO (Research Online, Purchase Offline) consiste en buscar información sobre un producto en Internet antes de realizar la compra en una tienda física.
    El showrooming es el comportamiento contrario, es decir, ir a una tienda física para analizar el producto, pero comprarlo por Internet, habitualmente en la tienda online que tenga el producto a un menor precio.
    Estos comportamientos son cada vez más habituales, por lo tanto, lejos de desaparecer las tiendas físicas, la convivencia entre ambos mundos es cada vez más importante. Tal y como opina, Terry von Bibra, director general de Alibaba en Europa: “La máxima no consiste en sustituir el comercio físico por el puramente digital, sino en combinar lo mejor de ambos mundos para mejorar la experiencia del cliente y el rendimiento de los negocios”. Fuente: https://www.technologyreview.es/s/10398/el-comercio-online-no-va-acabar-con-la-tienda-fisica

  37. Buenas,

    Muy interesante esta entrada en el blog. He trabajado durante 7 años en el mundo del retail tanto offline como online y es cierto que esta transformación ya está presente en los consumidores y en las marcas.
    Por este motivo, empresas como Inditex o Nike trabajan más que nunca para complementarse mediante una estrategia de omnicanalidad y ganar de esta manera un mayor número de ventas totales.

    Y es que cuanto más saltan los consumidores de un canal a otro canal mejores ofertas y descuentos encuentran. Por otro lado, observamos como cada vez más clientes comparan desde casa antes de acudir a un punto físico a comprar, o, todo lo contrario, como un cliente acude a una tienda como si fuera un showroom y finalmente un dependiente le ayuda a realizar un pedido online. Es por este motivo, que desde mi punto de vista entiendo que ambos espacios evolucionaran hacia un escenario enfocado hacia la omnicanalidad.

    Un saludo y gracias.

  38. Helena Laplana Gené

    ¡Hola!
    Me parece muy interesante lo expuesto en el post y en mi opinión creo es necesario encontrar la forma para que el e-commmerce y el offline business no sean “rivales” en el sentido que uno excluya al otro ya que, aunque se trate de realizar compras en los dos casos, tienen una forma muy diferente de llegar a sus clientes, con sus características concretas y sus pros y contras. Pienso que no necesariamente son competidores ya que unas veces será más fácil, cómodo y útil comprar a través de un e-commerce (por ejemplo, si estas en casa y no quieres moverte) y otras lo será a través de tiendas físicas (porqué estas delante de una de ellas o porque quieres ver el producto físicamente antes de obtener-lo). Creo que es importante aún la función del offline business y que, aunque, el e-commerce gane terreno, será igualmente útil y necesario tener tiendas físicas, siempre que continúen evolucionando y adaptándose a la tecnología. Además, aunque la canción sea una muy buena comparativa con este caso, al final, el videoclip tampoco “mato” a la estrella de la radio, que sigue siendo importante en nuestros tiempos.

  39. Me ha parecido muy interesante la idea que expone en el artículo, en tanto en cuanto el auge del comercio online está en boca de todos pero se habla poco de la oportunidad de conjugar este tipo de ventas con el comercio físico tradicional. Es como si el e-commerce estuviera abocado a terminar con la venta física, cuando no tiene por qué ser así y además las empresas y marcas saldrían ganando al obtener beneficios a largo plazo por dos canales. ¿Por qué descuidar entonces la venta física para enfocarse únicamente en el online? Parece un movimiento más pensando en el corto plazo y en maximizar los recursos, pero es bueno ir pensando que el futuro pasa por la combinación de estas dos formas de venta.

  40. Una realidad imparable y un hecho innegable de que se está cambiando la forma de comprar. En lo personal compro mucho más en e-commerce que en tiendas físicas, porque en el ecommerce tengo la oportunidad de acceder a ciertas marcas a unos precios interesantes, además de ahorrar tiempo y desplazamiento. Creo que las tiendas físicas tendrán que evolucionar en esta nueva realidad si no queremos ver como se convierte en realidad lo que se comentó en el artículo “e-commerce killed the offline business”. Como aportación las tiendas físicas pueden convivir con las plataformas digitales como amazon, en mi opinión ciertos productos son interesantes en las plataformas si realizas una gran compra, en este caso las tiendas físicas pueden estudiar que productos se buscan en amazon y ofrecerlos en los mismos, además de comenzar a desarrollar estrategias de marketing digital para promocionarse y llegar a estos usuarios.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada