Cómo ir de rebajas sin perder la cabeza

CRISTINA MORRAL

MARKETING – 1 de julio de 2019



Aunque desde hace semanas que algunas grandes cadenas/marcas están anunciando descuentos y promociones en sus productos, no es hasta el lunes 1 de julio que empiezan oficialmente las rebajas de verano, que se alargarán hasta el 31 de agosto.

La liberalización del ejercicio de la actividad comercial, que entró en vigor en julio de 2012 con el Real Decreto-ley 20/2012 (artículo 28), supuso la supresión de los periodos obligatorios en que los comerciantes debían realizar las ventas rebajadas. Según la nueva norma, los períodos de rebajas y su duración son establecidos libremente por cada comerciante. No obstante, la mayoría de comercios siguen estableciendo el inicio de la rebajas de invierno en enero y las de verano en julio.

El periodo de rebajas es muy buen momento para conseguir productos con descuentos importantes, pero no hay que dejarse llevar por el impulso. Para Neus Soler, profesora de los estudios de Economía y Empresa de la UOC y experta en Marketing, la primera recomendación es “planificar la compra, no sólo para evitar realizar una compra impulsiva, sino para comprobar que el establecimiento aplica las condiciones que publicita realmente”.

Como apunta Soler, “la única manera de saber que se aplicado el descuento o que se mantiene la calidad del producto, por ejemplo, es habiendo comprobado estos factores cuando el artículo no estaba rebajado”.

Cabe destacar también que la función de la publicidad es persuadir al consumidor, para que escoja un determinado producto, pero que la decisión de compra final la toma el propio el consumidor. Por lo tanto, a la hora de ir de compras, la experta en marketing recuerda que “es importante ser muy consciente de la necesidad real o no de adquirir ese producto, y si se trata de un capricho, de establecer un presupuesto máximo”.

Manual de buenas prácticas para ir de rebajas

Para ayudarte a planificar, organizar tus compras y evitar el despilfarro, desde los estudios de Economía y Empresa de la UOC hemos preparado un Decálogo de consejos básicos a tener en cuenta antes y durante los días de rebajas:

1.Prepara una lista: Haz una lista de lo que realmente necesitas. El primer paso es identificar aquello que ya tenemos y lo que realmente nos hace falta. ¡Aún estás tiempo de aplicar el método KonMari para deshacerte de aquellas cosas que no usas y dejar espacio para las nuevas!

2. Haz un presupuesto: Si destinas un presupuesto a las rebajas, podrás repartir mejor la cantidad destinada a estas compras e ir con unos objetivos claros y realistas. Piensa qué cantidad máxima podrías gastarte e intenta cumplir ese presupuesto.

3. Comprobar que todos los productos rebajados son artículos expuestos con anterioridad. Además, en las etiquetas de cada producto debe figurar el precio anterior y el rebajado, o el porcentaje de descuento que se aplica sobre el precio no rebajado.

4.Compara precios. Intenta no ser impulsivo en tus compras, es mejor comparar diferentes precios antes de realizar la compra, como se suele hacer en los períodos de no rebajas.  Se debe valorar la calidad/precio del producto, comprar a precios muy bajos nos anima a comprar más.

5.Comparar marcas. Las rebajas suponen una buena oportunidad para comprar un producto de calidad y de marca a un precio más bajo que durante el resto de la temporada y encontrar alguna que otra ganga.

6.Tener en cuenta las franjas horarias. Cuando hay mucha gente en las tiendas solemos comprar más estresados y de forma más impulsiva. Escoger unos buenos horarios de compra nos puede ayudar a mirar y pensar bien lo que queremos comprar.

7.Probar antes de comprar. En muchas ocasiones acabamos comprando prendas que no son de nuestra talla sólo porque están bien de precio. Y seguramente este artículo acabará colgado en el armario con la etiqueta durante mucho tiempo. Es recomendable probar con calma las prendas, escoger la talla adecuada y sólo comprar lo que relamente necesitamos.

8.La calidad tiene un precio. Los precios deben ser inferiores, no la calidad del producto. Es importante revisar los artículos (acabados, costuras, complementos, piezas..) antes de comprar para no llevarte un disgusto con posterioridad. También es aconsejable que ir a tiendas de confianza o con referencias en la calidad sus productos.

9.Pagar en efectivo o tarjeta es lo mismo. Pagar con tarjeta nos impide controlar físicamente el dinero que gastamos. No se trata de pagar solo en efectivo, pero sí tomar consciencia o anotar de lo que vamos pagando con tarjeta. Además, el comercio debe anunciar las diferentes formas de pago de manera visible y exponer la información de servicios adicionales como tarifas, plazos y funcionamiento.

10.Guardar el ticket de compra: El comprobante de pago es nuestra garantía de compra para solicitar un cambio, devolución o reembolso. Además, si el artículo está defectuoso, el comerciante está obligado a cambiarlo. La normativa vigente indica que los productos en rebajas tienen también una garantía de dos años.

Finalmente, es importante recordar que existen organizaciones, como la Agencia Catalana del Consum, la OCU o Facua, que nos pueden ayudar a conocer nuestros derechos como consumidores.

About Economía y Empresa

Estudis d'Economia i Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) / Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC)
Bookmark the permalink.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada