Bañadores allSisters: cuando ecología y calidad van de la mano

JOSEP MARIA CATALÀ

MARKETING – 19 de junio 2019

En el complicado mundo de la moda las tendencias, los colores, los tejidos y las formas son los pilares sobre los que basar prácticamente cualquier pieza que quiera estar al día. Estos son los parámetros a tener en cuenta para poder despuntar, pero ¿siempre tiene que ser así? ¿Puede existir una forma de sobresalir del resto marcando tendencia y, a la vez, ofreciendo un producto más exclusivo? La respuesta es afirmativa y no solo pasa por disponer de una marca de renombre, también pasa por combinar el cuidado del medio ambiente, la ecología y la calidad.



Moda comprometida con el desarrollo sostenible

Si una empresa del sector de la moda quiere posicionarse en un segmento diferencial puede optar por buscarse un hueco en el complicado mundo del segmento de lujo, con los consiguientes costes que lleva (diseño, coste de influencers, esponsorización de eventos de lujo, etc.) y con las pocas posibilidades de verse incluida en el selecto grupo de marcas que pueden permitirse el lujo, valga la redundancia, de ofrecer productos exclusivos a un público muy exigente.

Pero si se usan técnicas de combinación de tendencias y se exploran nuevos circuitos alternativos, es posible obtener un producto de calidad, con un precio por encima de la media y con la posibilidad de diferenciarse del resto, algo muy necesario en un sector muy atomizado y con ciertas tendencias de canibalizar modelos, colores, formas…y hasta el precio final. Poder ofrecer una mezcla de ecología, moda y calidad es una salida para las empresas que quieran salir de un mundo muy encorsetado.

El público busca cada vez más poder disponer de productos que sean ecológicos, que no produzcan residuos en el medio ambiente y que, en general, ayuden a poder mantener el planeta. Por ello poder ofrecer una pieza de ropa realizada con materiales ecológicos, reciclados o, sencillamente, provenientes de productos desechados abre una posibilidad a aquellas empresas que pongan la variable producto por encima del resto, de forma que puedan promocionar la calidad y la diferenciación de su pieza de vestir.

Son muchas las marcas que ofrecen productos “ecológicos” es este difícil sector, pero llegar a combinar de forma exitosa la variable ecología y moda puede ser difícil, más cuando se intenta realizar un producto de calidad, pensado para un público exigente pero que, a la vez, quiere tener una pieza única y, por qué no, pagar por ella un sobrecoste extra.

Una firma de moda de baño que habla de ecología

Uno de estos ejemplos es la firma allSisters, con sede en el corazón de la ciudad de Barcelona, con una cartera de productos basada en algo tan simple como original y diferenciador: sus bañadores son ecológicos, realizados únicamente con tejidos reciclados de alta calidad. Esta diferenciación del producto es lo que permite a la empresa poder ofrecer el producto a un precio más alto que un bañador normal: la calidad del material con el que se realiza y el ser un producto ecológico, permiten una segmentación del producto más diferenciada que el resto de competidores.

Cada vez es más necesario saber dar una diferenciación a los productos e intentar que estos estén lo más alejados posible de la competencia, hacerlos únicos para el público al que se dirigen es primordial. En el caso de cualquier pieza de ropa la competencia es abundante (por no decir que es muchas veces imposible sobresalir del resto), de ahí que poder destacar y ofrecer un producto único sea una de las salidas para las empresas y las marcas. Si no hay diferenciación el factor precio no se puede poner en valor y, al final, hay que realizar una política de precios basada en la competencia: si la competencia tiene un precio bajo, no será posible ofrecer el producto a un precio más elevado; no hay una diferencia importante para el usuario final a la hora de comprar el producto.

Dar valor al producto a través de la calidad

Como en otros mercados, la competencia existe en el binomio ecología y moda, pero encontramos marcas y productos que no basan su promoción en esta diferencia, por lo que no pueden ofrecer un precio elevado por ser marcas ya conocidas o bien que se encuentran ya segmentadas en una posición determinada en la mente del consumidor. La capacidad de poder dar valor al producto a través de la calidad del mismo y con un precio más elevado solo puede realizarse con una marca que sea nueva para el público o bien que se promocione como rompedora, de calidad y con las tendencias más novedosas para el mercado, sin ofrecer la posibilidad al resto de seguirla.

Para poder marcar la diferencia es necesario que el producto final se corresponda con la imagen enviada por la marca, la segmentación en este caso vuelve a ser primordial.

En el caso de la empresa allSister los materiales usados ofrecen otro valor añadido a la compra: no son bañadores de una sola temporada, son bañadores de un diseño actual, pero a la vez pensados para durar, lo que permite a sus potenciales compradoras invertir en una prenda única pero duradera, hecho que diferenciará a la persona que la vista frente a otras marcas menos orientadas a ofrecer un producto de calidad y ecológico.

La importancia de una buena campaña de marketing

El tratamiento de la imagen por parte de la empresa es otro de los puntos fuertes para poder ofrecer un valor añadido a la persona que adquiere esta prenda. Las campañas de la marca se dirigen a un público exigente, conocedor del producto y que busca una diferenciación a través de fomentar la conciencia ecológica de la pieza que adquiere. No es un producto de alta rotación ni de series amplias, es un bañador de calidad, diseño y diferenciador, por ello el precio también se encuentra en una gama alta, marcando diferencias importantes con cualquier otra marca mucho más dirigida a un público más amplio.

Para poder sobresalir en el complejo mundo de la moda es necesario ofrecer productos rompedores y que satisfagan las necesidades de los potenciales clientes. El uso de productos ecológicos es una herramienta muy potente que, cada vez más, las marcas usan para diferenciarse y posicionarse. Ofrecer valor añadido a través del producto es una forma de llegar a un público objetivo más exigente y dispuesto a invertir más dinero en una pieza que es más única pero que, también, es una seña de identidad y de pertenencia al cada vez más numeroso grupo de usuarios que miran por el planeta, cuidan de él y lo demuestran.

Combinar marketing con nuevas tendencias en ecología ofrece buenos resultados si se saben mezclar bien los ingredientes del producto final, posicionarlo de forma correcta y ofrecer valor añadido a través de los niveles que constituyen el producto: poder llegar a la cúspide de la jerarquía de las necesidades de Maslow no siempre es fácil, pero cuando se consigue el premio es mayor: diferenciarse del resto y ofrecer un producto a un precio más elevado.


Fuentes:

Web de allSisters

allSisters, la moda sostenible de baño

Vogue: allSiters: the green swimwear

My-Green Style, allSisters- Label Portrait


*Josep Maria Català Santainés es profesor colaborador de la asignatura Dirección de marketing del Grado en Marketing e Investigación de Mercados de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC)

About Economía y Empresa

Estudis d'Economia i Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) / Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC)
Bookmark the permalink.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada