Pequeño negocio y marketing digital

5 diciembre, 2016

MARKETING – Artículo publicado a 5 de Diciembre de 2016.


La tecnología digital ofrece muchas oportunidades al pequeño negocio. Le permite mejorar notablemente su conocimiento del mercado, en muchos casos a través de los datos producidos de manera rutinaria en la interacción con los consumidores, acceder a segmentos internacionales de manera rentable y proporcionar una experiencia de consumo eficiente a la vez que humanizada. Además, puede variar en tiempo real su propuesta de valor -en precios, presentación del producto, etc. Como consecuencia, puede mejorar notablemente sus vínculos y la calidad del servicio a sus clientes de siempre,  los consumidores locales.


Cabría pensar que, fruto del mayor empoderamiento del que disfrutan los consumidores cuando usan la tecnología digital, se dibuja un escenario amenazador. Pues si los consumidores son capaces de encontrar con toda facilidad las mejores ofertas, adoptarán decisiones de compra más racionales y basadas en el precio del producto, lo que acabará generado gran rivalidad con empresas muy competitivas y reduciendo márgenes.

digital-marketing-pixabaySin embargo, las evidencias de que disponemos apuntan que esto no tiene por qué ser así. En primer lugar, porque el mayor empoderamiento de los consumidores no solo se traduce en clientes más informados, sino también en la posibilidad de que sean más activos, participen en el diseño de la propuesta de valor, personalicen el producto o difundan su pasión por la marca entre sus redes sociales personales.

En segundo lugar, porque el pequeño negocio tiene fuertes incentivos para hacer que los consumidores se sientan a cargo de la experiencia de compra: un interés renovado por desarrollar vínculos con los consumidores, esta vez mediante la integración inteligente, humanizada y extensiva de la tecnología digital, permite conocer mejor sus necesidades, favorece su colaboración y el desarrollo de una propuesta de valor más acorde con sus expectativas, lo que redunda en su satisfacción. ¿Y acaso hay algo más beneficioso que un cliente satisfecho?


 

Autor / Autora

Profesora agregada de Comercialización e Investigación de Mercados en la UOC, donde desarrolla docencia en marketing digital y comercio electrónico para los Estudios de Economía y Empresa y es profesora del programa de Doctorado en Sociedad de la Información y el Conocimiento. También es Directora del Digital Business Research Group (DigiBiz) de la UOC

Comentarios

Deja un comentario