Hacia un marco unificado en el reporting financiero

EMPRESA – Artículo publicado a 9 de Enero de 2018.


Igual que sucede en otros ámbitos de conocimiento como la ingeniería o la música, en la gestión empresarial también es necesario trabajar con un solo lenguaje. Es decir, que en las presentaciones financieras exista una notación compartida para la presentación de la información.  De esta manera, todos aquellos interesados en la misma (accionistas, potenciales inversores o analistas, entre otros) verían claramente facilitada su labor.



En este sentido, un organismo como The International Business Communication Standards (IBCS) ha realizado una serie de propuestas con el fin de conseguir que las presentaciones y reportes financieros contengan toda la información de una forma más visualmente atractiva a la vez que se facilita la comunicación del contenido de la misma.

Una información empresarial que entendemos como la materialización de los datos cuantitativos generados por la actividad de una organización, y que se quieren mostrar a un público interno o externo, ya sea con una finalidad de análisis o de simple comunicación de la misma.

Con ese fin, IBCS resume su propósito en el acrónimo S.U.C.C.E.S.S, que corresponde a los siguientes objetivos de toda comunicación empresarial.

SAY. Es necesario expresar un mensaje en los documentos. Que esté claramente definido y que de esa forma el receptor lo reciba de forma nítida en el momento que examina un documento de este tipo.

UNIFY. Es necesario conseguir un lenguaje unificado. Es decir, que se utilicen los mismos términos para referirse a lo mismo. Esto es especialmente importante cuando se usa un idioma que no es el propio de los destinatarios del mensaje.

CONDENSE. Debemos ser capaces de condensar tanta información como sea posible en cada presentación. Obviamente debemos evitar la sensación de saturación, pero a su vez es importante aportar tanta información como sea posible en el mínimo espacio.

CHECK. La integridad visual es necesaria. Que la visión de la información presentada nos facilite la comprensión de la misma. Para ello, el uso de formas o colores predeterminados ayuda a crear una costumbre, que facilitará la posterior revisión de otros documentos.

EXPRESS. Es necesario escoger la forma de expresión más apropiada según el mensaje que se quiera transmitir. En algunos casos puede ser el uso de tablas, de gráficos o tal vez solo el uso de cifras.

SIMPLIFY. Todo lo que se quiera expresar en una presentación se debe hacer de la forma más sencilla posible. El objetivo es que el mensaje llegue de forma directa y clara.

STRUCTURE. Toda información que se presente se debe hacer de forma estructurada. Siguiendo un esquema que a su vez facilite la comprensión de aquel que está examinando el documento.

Siguiendo estas reglas, se debería conseguir que la información financiera se trasladara de forma más eficiente a aquellos que normalmente la utilizan en su actividad profesional o tienen algún otro tipo de interés. 


Jordi Carrillo PujolJORDI CARRILLO PUJOL

Docente colaborador en los programas Executive Education MBA y Programas Directivos de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).  Asesor de empresas y experto en creación de negocios.


About Economía y Empresa

Estudis d'Economia i Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) / Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC)
Bookmark the permalink.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *