Los españoles suspenden en educación financiera

ECONOMIA – Artículo publicado en UOCNews (CATES) a 23 de Noviembre de 2016.


Más de la mitad de los españoles no distingue entre IPC y PIB un 50,6% no sabe qué es ni que significa cada concepto y un 55,2% los confunde entre sí. Un 35,6% no sabe explicar aspectos básicos de la nómina, como la aportación a la seguridad social, IRPF, devengo, salario base o salario en especie. Un 45% asegura que necesita ayuda a la hora de hacer su declaración de la renta, según datos del estudio de Aviva 2016. España con un 49% está por debajo de la media europea (50%) en cuanto a alfabetización financiera, según el Global Financial Literacy Survey.


Si al analfabetismo financiero de la ciudadanía se le suma que el 90% de los productos financieros de los bancos se vende en sus redes, el resultado es una combinación explosiva. «Una falta de conocimiento, a menudo lleva a decisiones inadecuadas, pero en el ámbito financiero el riesgo es más elevado porque las consecuencias acostumbran a ser a medio y largo plazo y el coste económico es muy alto», afirma Elisabet Ruiz- Dotras, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

«Un claro ejemplo es la compra de deuda subordinada, de hipotecas multidivisa o de acciones preferentes por la ciudadanía pensando que eran productos sin riesgo», explica Ruiz-Dotras. Según un estudio de la UOC realizado con estudiantes y profesores, el 56% de los encuestados desconoce la diferencia entre una tarjeta de crédito y una de débito y un 64% no sabe que un interés del 5% de pago trimestral es diferente a uno de pago anual.

Educación financieraBaja cultura financiera y alta influencia de las opiniones de terceros

Para Ruiz-Dotras, durante la crisis financiera (que todavía dura) un mejor conocimiento financiero hubiera evitado invertir en productos de alto riesgo o contratarlos. «La especulación en el mercado inmobiliario y las diversas modalidades de hipotecas con productos de cobertura eran, para la mayoría de los ciudadanos medios, totalmente desconocidas incluso después de su contratación», añade.

Ante lo desconocido, la opinión de terceras personas importa mucho. «Las opiniones de otros tienen una gran influencia en aquellos individuos que no saben tomar una decisión por falta de información o de conocimiento, lo cual conduce a posibles errores» añade Ruiz-Dotras. En el próximo Congreso sobre Educación Financiera y Economía del Comportamiento, que tendrá lugar en la sede de la UOC en Barcelona los días 28 y 29 de noviembre, se discutirá sobre la falta de cultura financiera y se presentarán varios informes sobre el impacto de «estos terceros» en la toma de decisiones.

Más educación, más ahorro

«Un porcentaje elevado de la población solo se preocupa por lo que debe pagar hoy, sin tener en cuenta que la situación financiera dentro de diez años puede ser muy diferente», afirma Ruiz-Dotras. De hecho, un 69% de los españoles afirma que hubiera tomado decisiones más responsables si hubiera recibido más educación sobre finanzas en la etapa escolar.

Desde 2005, la OCDE alerta de la falta de cultura financiera, España se situa por debajo de la media. «Es totalmente necesario que la sociedad tenga un mínimo de cultura financiera para que sea capaz de tomar sus propias decisiones y pueda planificar sus gastos y sus ahorros y así optimizar sus recursos», reivindica Ruiz-Dotras. Según datos de Aviva, nueve de cada diez ciudadanos (89,93%) creen que se debería dar más formación sobre finanzas y economía doméstica en la etapa escolar.

Las finanzas deben ir a la escuela

Actualmente el informe PISA incluye ya preguntas de contenido específicamente financiero, aunque el nivel en esta materia continua siendo bajo. Uno de cada seis alumnos españoles no alcanza el nivel básico de rendimiento en competencia financiera, lo que significa que no reconoce, por ejemplo, para qué sirve una factura.

Esto es una asignatura pendiente y urgente debido a los cambios demográficos, las carencias de un estado de bienestar y el impacto de las pensiones. Para la experta, una cultura financiera limitada podría afectar el bienestar de la sociedad en países donde el ahorro y la planificación para la jubilación se están trasladando de los Estados a los hogares. «No formar a la sociedad española desde la infancia en contenidos financieros sería un error que se puede pagar mucho y muy caro», concluye Ruiz-Dotras. Por el momento, en el 84% de los centros educativos de nuestro país no se imparten estudios de educación financiera, frente a la media del 48% en los países de la OCDE.


Elisabet RuizELISABET RUIZ

Profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).


 

About Economía y Empresa

Estudis d'Economia i Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC)
Bookmark the permalink.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *