El desarrollo de las finanzas colaborativas y el efecto de la capacitación financiera, las relaciones sociales y la confianza

ELISABET RUIZ-DOTRAS

ECONOMIA – 12 de septiembre de 2019



Con el desarrollo de la nueva economía actual ha surgido una nueva forma de acción social, basada en la cooperación y el intercambio. Este fenómeno se le denomina economía colaborativa, que en el ámbito de las finanzas se manifiesta a través de las finanzas colaborativas.

Cabe señalar que las consecuencias socioeconómicas de última crisis económica y financiera mundial también han propiciado el impulso de este fenómeno. Dicha crisis levantó incertidumbres sobre el sistema económico actual y su función y ha desencadenado una falta de confianza tanto en las instituciones financieras como en los gobiernos. Asimismo, puso de manifiesto la deficiencia de conocimientos y educación financiera en todo el mundo.

¿Qué es la financiación colaborativa?

Las finanzas colaborativas son una pieza importante de la economía colaborativa y se entiende como una transacción financiera que se realiza de par a par sin la intermediación de una institución financiera tradicional. Sin embargo, este nuevo sistema no se ha expandido tan rápido como otros tipos de economías colaborativas. Hay diferentes factores que pueden influir en este lento desarrollo de dichas finanzas colaborativas. Si bien hay algunos estudios relacionados con el financiamiento colectivo (Moritz & Block, 2015), monedas alternativas (Diniz, Siqueira, & Van Heck, 2016; Place, 2013) o préstamos P2P (Bachmann & Funk, 2011), son muy pocos los trabajos sobre los determinantes del desarrollo financiero colaborativo en general. De modo que, la financiación colaborativa sigue siendo un fenómeno novedoso en todos los ámbitos, que debe entenderse en un sentido mucho más amplio que los analizados hasta el momento, incluyendo todo tipo de transacciones financieras.

En el contexto del sistema financiero y otras decisiones financieras, el rol de la confianza, las interacciones sociales y el nivel de educación financiera se han convertido en un foco importante, particularmente en los hogares con bajos ingresos. Debido a que las redes sociales y la colaboración fomentan el consumo colaborativo, las interacciones directas entre pares y el intercambio de experiencias personales permiten a las personas crear y mantener conexiones sociales entre otras personas.

Por lo tanto, las interacciones sociales y la capacitación financiera pueden jugar un rol importante en el desarrollo de las finanzas colaborativas (Ruiz-Dotras & Mitręga-Niestrój, 2019). Según Hirshleifer & Teoh  (2009), la mayoría de los individuos observan el comportamiento de los demás y aprenden sobre las elecciones y creencias de otros a través del diálogo. Muchos estudios han demostrado que las interacciones sociales pueden tener una influencia significativa en el proceso de toma de decisiones financieras, lo que demuestra que dichas decisiones individuales pueden verse afectadas por el comportamiento y los resultados provenientes de la red social de un individuo.

A mejor educación financiera, más confianza en el sector de las finanzas

En un estudio llevado a cabo en la UOC durante el año académico 2015/2016, se han medido variables como la capacitación financiera, la relación con las redes sociales y su grado de confianza respecto a éstas en cuanto a temas financieros, con el fin de llegar a conclusiones sobre el lento desarrollo de las finanzas colaborativas (Ruiz-Dotras & Mitręga-Niestrój, 2019).

En dicho estudio se demuestra que la falta de educación financiera puede llevar a decisiones de financiamiento erróneas. Los resultados son similares a trabajos anteriores, señalando que los individuos no están preparados para tomar decisiones financieras adecuadamente. No son capaces de responder correctamente preguntas básicas relacionadas con la tasa de interés, el valor temporal del dinero o las tarjetas de crédito o débito. Y los resultados son todavía peores para preguntas avanzadas relacionadas con la inversión, la diversificación o el riesgo. Por lo tanto, se demuestra que los individuos no logran asimilar conceptos esenciales para su vida diaria. Esta falta de conocimiento financiero podría limitar el uso de servicios financieros de colaboración. Por lo tanto, niveles más altos de educación financiera pueden reducir las barreras de costos, aumentar la confianza y fomentar la participación en el sector financiero, ya sea a través de un sistema más regulado o más colaborativo.

Con el fin de analizar las interacciones sociales, el estudio incluye medidas sobre la interacción con las redes sociales de un individuo y el conocimiento percibido que asignan a este entorno (diferentes miembros de la familia, amigos, compañeros de trabajo, redes en línea y su gerente del banco). Los resultados muestran que la mayoría de los encuestados desconocen el conocimiento de su red en línea e identifican a su gerente de banco, amigos, padres y hermanos con mayor capacidad para entender asuntos financieros comparados con ellos mismos. Sin embargo, los individuos son más conscientes del conocimiento financiero de las personas de su entorno cuanto más cerca físicamente estén de ellos, como son familiares, amigos y colegas. Finalmente, en cuanto a los niveles de confianza cuando los individuos deben tratar temas financieros, los resultados muestran de nuevo que estos prefieren debatir cuestiones financieras con quienes están más cerca, -como amigos, padres y colegas-, siempre y cuando los perciban con conocimientos financieros similares o superiores.

Por lo tanto, teniendo en cuenta los bajos niveles de educación financiera y la preferencia por el entorno próximo, el uso de las finanzas colaborativas podría verse afectado por el hecho de que las personas optan por tratar temas financieros con quienes más confían. De modo que, mejores niveles de educación financiera podrían mejorar la confianza tanto en el sector financiero tradicional como en el ámbito financiero colaborativo. La cooperación y el intercambio son la base de la economía colaborativa, donde la confianza es un factor clave. Cuanto más conocimiento presenta el entorno de un individuo, más confían; y mientras más confían con su entorno, más cooperan.

Las interacciones sociales y el intercambio de experiencias personales permiten a las personas generar conexiones sociales con otras personas y, al mismo tiempo, las interacciones sociales pueden tener un impacto positivo en la educación financiera individual, al estar rodeadas de personas con un mayor conocimiento financiero.


Referencias

Bachmann, A., & Funk, B. (2011). Online peer-to-peer lending: A literature review. Journal of Internet Banking and Commerce, 16(2).

Diniz, E. H., Siqueira, E. S., & Van Heck, E. (2016). Taxonomy for understanding digital community currencies: digital payment platforms and virtual community feelings (Vol. 10).

Hirshleifer, D., & Teoh, S. H. (2009). Thought and behavior contagion in capital markets. Handbook of Financial Markets: Dynamics and Evolution. The Paul Merage School of Business, University of California-Irvine: Elsevier Inc.

Moritz, A., & Block, J. H. (2015). Crowdfunding: A Literature Review and Research Directions. In D. Brüntje & O. Gajda (Eds.), Crowdfunding in Europe. FGF Studies in Small Business and Entrepreneurship (pp. 25–53). Springer.

Place, C. B. L. (2013). Validating and improving the impact of complementary currency systems through impact assessment frameworks. International Journal of Oncology, 2(November), 243–250.

Ruiz-Dotras, E., & Mitręga-Niestrój, K. (2019). Collaborative Finance and Its Hurdles to Overcome. In Sharing Economy and the Impact of Collaborative Consumption. IGI Global


*Elisabet Ruiz-Dotras es profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya UOC . Experta en mercados financieros, capacitación financiera, banca electrónica, ética y finanzas, y e-learning.

About Economía y Empresa

Estudis d'Economia i Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) / Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC)
Bookmark the permalink.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada