Black Friday y Cyber Monday: ¿unas falsas rebajas?

ECONOMÍA – Artículo publicado en UOCNews (CAT ES) a 22 de Noviembre de 2016.


El éxito de ventas del año pasado durante el Black Friday y el Cyber Monday ha provocado que este año varias cadenas avancen estas rebajas hasta una semana antes. Según el informe de la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital), un 17 % más de empresas se apuntarán a esta campaña. Pero, ¿son reales las promociones que anuncian? Un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), de 2015, reveló que algunas tiendas en línea casi no habían hecho rebajas porque subían precios previamente a la campaña para bajarlos después.


Para Josep Lladós, profesor de Economía y Empresa de la UOC, hoy en día es difícil hacer comparativa de precios porque los comercios constantemente están haciendo promociones comerciales durante el año. «El precio de referencia de un producto fuera de rebajas se difumina porque las ofertas comerciales se van sucediendo en diversos momentos del año», explica. Por este motivo, el experto asegura que «el modelo o concepto de rebajas actual está obsoleto y completamente cuestionado por el propio sector.

El Black Friday y el Cyber Monday no sustituyen la campaña de Navidad

El modelo original americano del Black Friday representa el pistoletazo de salida de la campaña de Navidad, pero es prematuro decirlo para España: «En los Estados Unidos las rebajas acaban el 24 de diciembre, pero en España las fiestas se alargan hasta Reyes», afirma el economista. Al disponer de más tiempo para las compras, «el perfil de consumidor español del Black Friday es el de alguien que quiere hacer alguna compra muy puntual y planificada, pero no toda la de Navidad».

Black friday - Flickr / Claudio Lobos (CC)El comprador más generalizado es el millennial, comprador joven entre 16 y 34 años, muy informado, que se interesa principalmente por productos de ocio, cultura y tecnología (electrónica, videojuegos, etc.). «Este tipo de consumidor acostumbra a hacer varias consultas en línea del producto antes de efectuar la compra de manera presencial en la tienda, o por el web», apunta Lladós.

También conviven estos días potenciales consumidores que, aunque no efectuarán la compra en ese momento, podrán comprobar, contrastar y analizar productos que tienen en mente adquirir. Por lo tanto, para las grandes superficies y pequeños comercios, el Black Friday y el Cyber Monday permiten «potenciar la visibilización y el posicionamiento de sus productos de cara la campaña de Navidad», asegura.

El pequeño comercio compite con productos diferenciados y servicio de calidad

«El pequeño comercio no puede dejarse arrastrar por las mismas estrategias comerciales que las grandes superficies», remarca Lladós. Las grandes cadenas como Media Markt y FNAC pueden conseguir grandes stocksde un producto a buen precio, pero, en cambio, «los pequeños comercios pueden competir en oferta de productos diferenciados, más especializados y de calidad», añade.

Las campañas tan amplias como el Black Friday suponen activar el tránsito entre las principales arterias comerciales de las ciudades y, de esta manera, impulsar el consumo en los diferentes comercios indistintamente de su dimensión.

Cinco consejos para una compra segura por internet

Con la intensificación de las compras en línea, sobre todo en el Cyber Monday, es importante tener cuidado con los datos personales que se facilitan a los webs de los comercios. Para preservar el tránsito de la información de carácter privado, Helena Rifà, directora del máster de Seguridad de las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones de la UOC, recomienda tener en cuenta las siguientes cinco claves:

  1. No enviar ningún dato sensible si la conexión no es segura. Para garantizar que los datos que se envían con el navegador son seguros, hay que ver si en la barra del navegador sale un candado o si la dirección web empieza por https en lugar de http.
  2. Comprobar y contrastar las referencias de la tienda. Siempre se puede usar un buscador en internet para localizar referencias o impresiones de otros compradores y evaluar la reputación de la tienda. No hay que quedarse con la primera que se encuentra: conviene contrastar unas cuantas.
  3. No guardar los datos bancarios en las tiendas en línea. Es mejor no registrar los datos bancarios con que haremos la compra (tarjeta de crédito, cuenta corriente, etc.), y cuando se acaba de comprar hay que cerrar la sesión con la tienda en línea.
  4. Usar solo el ordenador personal. Se debe evitar introducir datos personales o de pago en ordenadores ajenos, que el usuario no controle, como por ejemplo en el trabajo o en cibercafés.
  5. Usar preferentemente tarjeta de crédito o un sistema de pago por internet (Paypal, Google Wallet). Estos sistemas prevén la posibilidad de pedir una devolución del cargo. Con transferencias o tarjetas de débito será muy difícil recuperar el dinero en caso de que el producto no sea lo que se esperaba. Otra opción es hacer un pedido contra reembolso.

Josep_LladosJOSEP LLADÓS

Profesor de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Experto en: Economía internacional, política económica, economía regional y urbana, sistemas de innovación, haciendas territoriales, modelos de negocio en internet y geografía económica.



Helena RifàHELENA RIFÀ

Profesora de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC. Directora del programa del máster interuniversitario de Seguridad de las tecnologías de la información y la comunicación (MISTIC) Experta en: Economía internacional, política económica, economía regional y urbana, sistemas de innovación, haciendas territoriales, modelos de negocio en internet y geografía económica.


About Economía y Empresa

Estudis d'Economia i Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) / Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC)
Bookmark the permalink.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *